Usar overgrips en Pádel

el jugador que comienza a practicar pádel se conforma con el mango que viene de serie, esto es un error, porque por normal general y en el caso de los hombres la empuñadura es pequeña, tenemos que tratar de personalizar nuestra pala y forma de coger la empuñadura lo máximo posible, para encontrarnos cómodos y sobre todo para prevenir lesiones

Usar overgrips en Pádel
2012-12-18 2018-09-07

Este es uno de los pequeños trucos del mundo del pádel que con muy poca inversión hace que nuestro juego aumente de manera rápida y efectiva. Cuando cogemos una raqueta de pádel generalmente de la forma “continental”, lo conseguimos deslizando con la mano abierta entre los dedos pulgar e índice por el canto de la pala hasta llegar al mando de la pala y cerrar la mano, esta es la forma de coger la pala de la manera más correcta posible, porque nos permitirá golpear la bola con mayor precisión y preparándonos mejor el golpeo ya sea de revés o de derechas.

Una vez que hemos dominado la empuñadora continental aún podemos seguir mejorando nuestra forma de coger la pala y aumentando considerablemente la potencia o el control, principalmente aplicando capas encima del grip original mediante overgrips, por norma general las marcas no sacan tallas de palas por lo que no se ajustan a nuestra necesidades, y generalmente el jugador que comienza a practicar pádel se conforma con el mango que viene de serie, esto es un error, porque por normal general y en el caso de los hombres la empuñadura es pequeña, tenemos que tratar de personalizar nuestra pala y forma de coger la empuñadura lo máximo posible, para encontrarnos cómodos y sobre todo para prevenir lesiones.

Podemos aumentar el mango de la pala colocando un overgrip de padel grueso o simplemente colocando varios, no hay medida justa tenéis que tener en cuenta que el agarre debe ser cómodo, y normalmente no es el que nos da el fabricante, muchos jugadores profesionales colocan entre tres y cuatro overgrips, generalmente conforme vamos aumentando esta cantidad va aumentando la pala de peso, principalmente por la ganancia de peso podemos desiquilibrar la pala o colocarla con un balance de control total, pero sobre todo por el mejor agarre que tenemos, además puede mejorar considerablemente si tenemos algún molestia en el codo (epicondilitis), ya que absorbe mejor las vibraciones y además la articulación hace menos esfuerzo al tener la mano más abierta.

La otra posibilidad es poner un único overgrip y además fino , con este tipo de empuñadura ganaremos en control y podrás dirigir mejor los golpes pero es probable que también te cueste más mover la pelota por la pista de pádel.

Además actualmente hay mucha variedad de overgrips, todas la marcas de pádel están tratando de mejorar al máximo sus componentes, algunas además de incluir textura que les diferencias incluyen geles o composiciones que mejoran mejor la absorción del sudor, aumentando de esta manera el agarre de la pala.

La colocación del overgrip en la pala de pádel es una tarea muy sencilla, en menos de cinco minutos podremos cambiarlo y poder usar el nuevo, os dejamos un vídeo en donde podéis ver que sencillo es:

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.