4 ejercicios para mejorar el impacto y el control en el pádel

Los monitores de pádel saben que los alumnos trabajan el punto de impacto y el control de la pelota indirectamente pero ¿cómo desarrollarlo por mi cuenta?

4 ejercicios para mejorar el impacto y el control en el pádel
2013-12-03 2019-06-11

Como monitora de pádel me consta que los alumnos trabajan el punto de impacto y el control de la bola indirectamente en cada clase; pero si soy alumno o monitor de padel… ¿cómo podría trabajarlo en clase como objetivo principal? Y si no voy a clases… ¿cómo podría desarrollarlo por mi cuenta? En primer lugar, os debo decir que las siguientes técnicas son muy sencillas de realizar y que, de hecho, alguna de ellas se pueden ejecutar fuera de una pista de pádel, siempre que tengamos una pala y una pelota.

Ejercicios para mejorar en pádel

Además, con todos los ejercicios siguientes mejoraremos otras cualidades del pádel, sobre todo la coordinación y habilidades motrices necesarias para el pádel y, por supuesto, cogeremos “toque” o “mano”, como se dice en este deporte, para poder dirigir la pelota donde queramos con poco margen de error. Las técnicas a ejecutar para lograr estos objetivos son las siguientes:

Dar toques con la pala y la pelota

La primera es muy sencilla, se basa en dar toques con la pala y la pelota. Si miramos una pala a simple vista vemos que tiene dos caras, pero también un canto; por ello, podemos utilizar esto para primero dar toques sólo con la cara A (cara de la derecha), después darlos únicamente con la cara B (cara del revés), más tarde podríamos combinar A-B-A-B-A-B. Y, al final, incluso podríamos dar los toques con el canto y si lo dominamos bien alternarlo haciendo una serie A-B-C-A-B-C… Sucesivamente.

remate poggi

Esta técnica funciona si procuramos tocar siempre la pelota con el centro de la pala, donde ésta “suena bien”, el punto de impacto es óptimo y golpeamos con el punto dulce, que es el punto donde el golpe es más satisfactorio para el jugador, sale mejor. Además, en vez de hacerlo mediante dar toques, lo podríamos hacer botando la bola contra el suelo de la misma manera que describimos anteriormente y con las mismas sucesiones. A mi parecer, esta segunda versión es más complicada y se nos carga algo más el antebrazo, pero seguramente sea igual de efectiva que la anterior.

Mejora de punto de impacto

La segunda técnica que sirve para mejorar nuestro punto de impacto en derecha y revés que os voy a facilitar es muy sencilla. Simplemente, consiste en hacer un “fijo” con la pared, devolver la bola contra la pared constantemente intentando aguantar lo máximo posible; es una forma más real de trabajar el punto de impacto ya que ahora sí hacemos los golpes completos de derecha y revés.

Como antes, debemos prestar especial atención a pegar con el centro y a que la pala suene bien cuando golpeamos, es la manera que tenemos de saber nosotros mismos si lo hacemos bien. Además, podemos añadirle más dificultad según vamos avanzando, por ejemplo, dándole más velocidad a la bola o alternando continuamente derecha y revés.

Mejora de punto de impacto en voleas

El tercer ejercicio va encaminado a mejorar el punto de impacto en la volea y general y a ayudarnos a tener más control de bola, más “toque”, además de reflejos. Consiste en jugar volea contra volea con un compañero, ya que con la pared sería de mucha complejidad. Empezaremos lento de derecha a derecha y como siempre prestando especial atención a que la pala suene bien, luego podríamos hacerlo de revés a revés y, finalmente alternando los dos golpes y libremente.

volea derecha chica

Cuando todo esto nos salga bien podremos ir subiendo la velocidad, debido a que trabajaremos la técnica con más estrés (más real) además de trabajar indirectamente los reflejos y la coordinación. Además, podríamos añadir una variante a este ejercicio que sería hacer volea contra volea pero con dos toques, es decir, uno para controlar la bola y el segundo para pasarlo al compañero y así sucesivamente. Con esto trabajaríamos además, partiendo de lo anterior, el control de la bola, el “toque”. Es un ejercicio muy completo que os hará mejorar es los aspectos: punto de impacto, reflejos y control de la bola.

Jugando a Volley-Padel

Por último, el cuarto ejercicio es el más completo ya que, mayoritariamente, encarna todos los anteriores en uno siendo una especie de competición, para así trabajar con puntuación y, con ello, más estrés. Se trata de jugar a un “Volley-Pádel” que sería mezclar el pádel con ciertas reglas del volleyball para desarrollar nuestros objetivos de la manera más óptima posible. Jugando dos contra dos pondríamos la regla de que la pelota pueda dar uno o dos botes en total (dependiendo de la dificultad) y de que deberemos pasarla al compañero (modo volley) para poder pasarla al campo contrario después, teniendo mínimo dos toques (no seguidos el mismo jugador) y máximo tres.

volea reves

Con una ejecución buena del último ejercicio ganaríamos muchísimo control de bola y un punto de impacto limpio. Para conseguir mejorar estos dos aspectos podría haber muchísimos más ejercicios y técnicas de padel, sólo hay que tener imaginación y, sobre todo, lo más importante es prestar especial atención al objetivo que queremos desarrollar, ya que un mismo juego o ejercicio puede valer para cumplimentar muchos objetivos, por lo que hay que fijarse en el que queremos trabajar directamente aunque a la vez estemos mejorando otras capacidades. Con esto seremos mejores jugadores de pádel.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.