Golpes espectaculares de pádel, el passing

El passing en padel es una de las mejores armas de contraataque que un jugador puede emplear cuando el contrario, por sorpresa, se planta a escasa distancia. Es uno de los golpes más espectaculares que se pueden ver en este deporte y conseguir una buena ejecución durante un partido envía un fuerte mensaje al oponente.

Golpes espectaculares de pádel, el passing
2015-03-17 2019-06-11

El passing en padel es una de las mejores armas de contraataque que un jugador puede emplear cuando el contrario, por sorpresa, se planta a escasa distancia. Es uno de los golpes más espectaculares que se pueden ver en este deporte y conseguir una buena ejecución durante un partido envía un fuerte mensaje al oponente.

Lo primero que hay que decidir a la hora de realizar un passing es cuál emplear, si el cruzado o el paralelo. El último es más arriesgado, ya que si no se realiza con precisión puede “regalar” al rival la iniciativa del juego o al haber escasa zona de paso de la bola se nos vaya a la verja.

El objetivo final siempre será realizar un punto de inflexión y cambiar el ritmo de la jugada, y por tanto adjudicarse directamente el punto. Por ello, una de las grandes diferencias con respecto al passing shot del tenis es que en pádel, merced a las paredes y los rebotes, este golpe actúa como válvula de escape para remontar situaciones comprometidas, es un punto ganador y debe ejecutarse con la potencia correcta ya que un exceso provocará que la pelota salga en un rebote y pueda contra restarlo el oponente.

Convertir una defensa en un gran ataque no solo está, sin embargo, al alcance de los más grandes. Con cierta técnica y entrenamiento se puede conseguir un passing que puede hacer subir muchos enteros como jugador.

Un factor importante a tener en cuenta es lanzar el passing al punto débil del oponente. Como se trata de una jugada muy rápida, conviene haber analizado previamente las flaquezas del rival, para que de esta manera la jugada salga de una forma natural. Buscar el revés suele ser una buena estrategia, aunque cada jugador es un caso particular.

Debido a que, sobre todo, un passing shot depende de saber buscar la profundidad en la devolución, hay que mantener la cabeza fría. De poco sirve, en este caso, ser un gran atleta para realizar un golpe que, en esencia, es más técnico que físico.

passing-padel

Passing paralelo

A la hora de elegir, las devoluciones cruzadas suelen dar muchos beneficios, aunque el passing shot paralelo, el más complejo, provoca aún más errores en el rival y define por si solo. Eso sí, es también más difícil de efectuar, porque el espacio de la pista se reduce y se requieren altas dosis de rapidez y precisión. Además, se recomienda no abusar de este golpe, pues uno de sus puntos fuertes reside en que debe ser sorpresivo.

Los dos tipos de golpe más aconsejables para desarbolar el ataque de nuestro contrincante son el plano o el liftado, sobre todo éste último ya que permite un mayor control. El golpe cortado está descartado.

El passing shot no solo es uno de los golpes más espectaculares que se pueden realizar en una pista de padel, sino que tiene la capacidad de darle la vuelta a una situación complicada e hinchar de moral al que la realiza.

Ya sabéis como decimos en Zona de Padel… «El que no arriesga no gana».

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.