15 Sep 2015

Es uno de los momentos claves del juego, el que pone la pelota en movimiento. Al igual que en el tenis, el dominio de esta parcela asegura empezar el punto con buen pie. Un buen saque de padel permite al servidor y su pareja afrontar el juego con dominio inicial lo que aumenta las posibilidades de llevarse el punto.

En cualquier curso de pádel, ya sea de iniciación o perfeccionamiento, esta faceta del juego ocupará buena parte del trabajo. Nuestra lista de consejos básicos tan solo es una guía inicial. La mejor forma de perfeccionar el saque en el pádel es, por supuesto, practicando:

  • Atención al reglamento. Se aprende rápido, pero no hay que perderlo de vista. Hasta los jugadores más experimentados se equivocan alguna vez.
  • Trabaja la posición de saque. Generalmente, los jugadores se colocan con los pies alineados con la pala, la cual deberá esta lista y echada hacia detrás y hacia arriba. La mano que sujeta la bola, deberá estar extendida. A mayor ángulo tronco-brazo, el efecto que podemos crear en la pelota será más difícil de defender por el rival.
  • El punto de impacto de la bola debe estar, como máximo, a la altura de la cintura del jugador. Debemos aprovechar al máximo esta altura para superar la red con mayor facilidad generando a su vez un efecto complicado para el rival. En este sentido, el efecto cortado es el más popular entre los jugadores de pádel.
  • Estudia a tu rival. Todos tenemos un tipo de saque predilecto, pero el jugador de pádel inteligente analiza el juego de su rival y adapta el saque explotando sus debilidades. Si nuestro saque preferido se dirige a la pared lateral, pero el rival es hábil en ese tipo de resto, habrá que intentar variar.
  • Coordina la defensa del resto. Existen dos formaciones básicas de saque: la clásica, en la que los dos miembros de la pareja defienden ambos lados de la pista y a la australiana en la que cada jugador se ocupa siempre de un lado de la pista. Una buena coordinación de esta defensa del resto, será clave para tener más garantías de hacerse con el punto.

Siguiendo estos 5 sencillos consejos estamos seguros que vas a poder mejorar tu saque en gran medida, en definitiva el saque en pádel es el comienzo del juego por lo que dominar la posición y el tipo de juego que queremos desplegar es esencial si queremos dominar esta técnica.

Marc Vidal
Autor:

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Preparador físico de pádel. Colaborador en Zona de Padel.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.