¿Cómo puedes planificar tu temporada de pádel según tu nivel de juego?

Hoy os contamos cómo planificar una temporada de pádel en función de tu nivel de juego y las ambiciones personales que tengas marcadas, ¡muy atentos!

¿Cómo puedes planificar tu temporada de pádel según tu nivel de juego?
11 Abr 2017
41

A medida que vamos avanzando de nivel en pádel, más exigentes deberán de ser las metas establecidas. Los inicios de este deporte son más o menos comunes con partidas esporádicas y clases eventuales de técnica y táctica individual, pero llegará un momento donde tendrás que dar un salto de calidad en tus entrenamientos.

Esta mejora vendrá determinada, en buena medida, por la planificación de un periodo concreto, que puede abarcar desde un torneo a medio plazo hasta una temporada completa, según el nivel y las ambiciones personales.

Hoy te queremos contar las claves fundamentales en dicha planificación que te llevará al máximo estado de forma en el momento del año que desees estar al 100%.

Cabe insistir en la idea de una temporada como un periodo concreto de cara a uno o varios torneos, sin necesidad de que esta abarque un año entero como sucede en el alto rendimiento.

A nivel amateur podremos hablar de varias temporadas al año, según nuestro nivel y nuestra disponibilidad de tiempo, aunque todas ellas deberán abarcar tres subperiodos básicos que se desglosarán a continuación.

En primer lugar, y antes de nada, tendremos que marcar en el calendario aquellos eventos más importantes para nosotros, en los que queremos estar a nuestro máximo rendimiento, y que será el objetivo de la siguiente planificación.

Pretemporada en pádel

Estas semanas marcarán el devenir del resto de la temporada. Es donde más importancia tendrás que dar a la parte física, técnica y táctica y donde mayor volumen de trabajo acumularás.

La duración de la misma irá en función del tiempo que tengas hasta el evento o torneos planificados. Para que las adaptaciones físicas se hagan patentes, al menos, tendrás que alargar este periodo durante 2 o 3 semanas aunque cabe insistir en que la duración dependerá del tiempo disponible.

No solo la cantidad importa en la pretemporada, sino también la calidad de los entrenamientos. Debes tener claro qué trabajar para focalizar tus esfuerzos hacia esas mejoras. En el pádel predominan una serie de capacidades físicas que no actúan de manera aislada, sino que se ejecutan en conjunto.

Por ejemplo, de nada sirve trabajar la fuerza de tren superior si no se dispone de una potencia explosiva de piernas para llegar a la bola, junto con la coordinación para llegar en el momento adecuado y los reflejos para responder al tipo de bola que te envíe el rival.

La integración de estos conceptos es fundamental, aunque en un primer momento debe prevalecer el trabajo físico frente el técnico-táctico ya que estos se desarrollarán más profundamente durante la temporada.

En cualquier caso, en términos de preparación física estos son los conceptos a trabajar y los medios para su desarrollo:

  • Velocidad y coordinación: ejercicios con resistencias externas integrados con juego de pies en escalera, picas, aros, etc.
  • Potencia de tren inferior: pliometría y ejercicios de fuerza a máxima velocidad con cargas sub-máximas.
  • Fuerza-resistencia de tren superior: ejercicios a elevadas repeticiones con cargas livianas. Incluir periodos de fuerza máxima para trabajar también el sistema nervioso.
  • Reflejos y anticipación: ejercicios en pista para transferir las capacidades a situaciones reales de juego.

Temporada en pádel

La temporada se podría enmarcar en el periodo de tiempo próximo al evento o torneo que se desea disputar, donde se disminuirá la carga de trabajo físico junto con un aumento de las capacidades técnicas y tácticas.

Esto no quiere decir que se deje de trabajar al 100% el físico, momento en el cuál el objetivo prioritario es de mantenimiento, sino que daremos más importancia a los entrenamientos de mejora técnica con el compañero.

Para ello es aconsejable analizar los defectos individuales propios y los colectivos con tu compañero. Observad en algunos partidos de prueba vuestros puntos débiles para trabajarlo en los entrenamientos: transición de ataque a defensa, cómo ganar la red, ejecución de bandejas, etc.

Es un buen momento para mejorar otros aspectos del juego como la comunicación con el compañero o los hábitos de calentamiento o vuelta a la calma de cada partido.

Post-temporada en pádel

Tras el evento o torneo finalizado, es momento de descansar de cara a la siguiente planificación. Por supuesto es aconsejable tomarte algunos días de descanso total, fuera de las pistas para recargar la energía.

Una vez hayan pasado unos días o alguna semana, es importante volver a la actividad de manera progresiva en forma de mantenimiento físico, con otro tipo de actividades complementarias como pasear, ciclismo, natación…

Te ayudarán a mantener la forma física y a desconectar del pádel durante unos días. De esta manera la vuelta a la pista será mucho más eficaz y estarás un punto por encima de la pretemporada anterior.

Dejar un comentario