2015-03-03 2018-09-27

El pádel se caracteriza por giros, frenadas y cambios de dirección. Para desplazarse por la pista con seguridad y prevenir posibles lesiones es importante disponer del calzado adecuado que dependerá del tipo de pista (puede influir la medida del césped artificial), del clima habitual, y de la corpulencia y condiciones físicas del jugador, por lo tanto hay una serie de elementos que se deben tener en cuenta al comprar las zapatillas de pádel.

Aunque hay algunas zapatillas que son de piel, la mayoría suelen ser de materiales sintéticos. Uno de los primeros elementos a escoger es el tipo de suela.

Tipos de suelas en las zapatillas

Pueden ser Omni (puntos) las cuales tienen más agarre en césped artificial, permiten realizar mejor los giros pero tienen una menor duración que las suelas de Espiga.

Zapatillas padel 6

Las de Espiga (rallada o suela clay) ofrecen un ritmo de juego rápido, es la suela más usada actualmente y la que más agarre ofrece en cualquier tipo de pista, además, ofrece una movilidad fluida, mayor seguridad en los deslizamientos y una mejor arrancada.

Y la suela Mixta que, aunque es una mezcla de las dos anteriores y permite deslizarse ligeramente y a la vez una buena arrancada, es la menos recomendable.

Finalmente, las suelas tienen que agarrarse a la pista cuando se arranca, deslizarse al estirarse y deben permitir hacer giros fácilmente. Un buen agarre de la zapatilla servirá para evitar caídas fortuitas.

Actualmente los mejores fabricantes de zapatillas de pádel son Asics, Wilson, Head, K-Swiss, entre otras, el resto de marcas aún están un paso por detrás, aunque parece que poco a poco van mejorando todos sus modelos, pero nunca llegando a la gran variedad de modelos que disponen las marcas mencionadas.

La mayoría de grandes fabricantes que os hemos mencionado, su negocio principal es el tenis, pero han sabido adaptar modelos específicos de tenis para que funcionen igual de bien en pádel, o incluso fabrican una línea exclusiva de pádel como ha sido el caso de ASICS, donde incorpora en sus filas a los mejores jugadores del mundo.

Amortiguación y comodidad

La amortiguación de la zapatilla también es importante, porque una buena cámara de aire o gel en el tacón permitirá prevenir lesiones al realizar movimientos bruscos al agacharse o impulsarse, por ejemplo en las rodillas. La zapatilla debe estar reforzada ya que hay zonas que sufren más que el resto. Por esto, la marca Asics incorpora la tecnología Gel en casi todos los modelos de sus zapatillas, otras marcas lo llaman de otra forma, pero al final el resultado viene a ser el mismo.

Cada jugador debe sentirse bien con la zapatilla, estar cómodo y listo para cambios de ritmo durante el juego. Tras escoger su talla, es necesario tener en cuenta que los dedos puedan moverse con cierta libertad y que el pie quede ajustado en su interior. El interior debe ser acolchado y robusto. El jugador debe poder realizar todos los movimientos con la mayor estabilidad posible para estar seguro e intentar evitar molestias, rozaduras o incluso torceduras y esguinces.

Tan importante es la transpiración como la impermeabilidad en este calzado. Los pies no deben sudar más de lo necesario y, para que respiren, el calor que generan tiene que salir por algún lado. Y, si se juega en lugares húmedos, se agradecerá que sea impermeable.

Cada una de estas indicaciones ayudará a encontrar la mejor zapatilla en un mercado que ofrece un gran abanico de opciones con diseños, colores y precios muy diferentes.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.