Reparar una pala de pádel, puntos clave

Te contamos cuando debes arreglar una pala de pádel y cuando no. Y los pasos de forma sencilla para reparar una pala.

Reparar una pala de pádel, puntos clave
2020-03-10 2020-03-10

Muchas veces nos encontramos con el dilema de reparar una pala de pádel o no, si le hemos dato un golpe contra el cristal, o si simplemente, al dar un fuerte golpeo de bola se han unido dos agujeros.

Es aquí, en este punto, cuando debemos valorar si realmente vale la pena arreglar la pala o por el contrario comprar una pala de pádel barata para salir del paso hasta que la tengamos arreglada.

Cuando reparar una pala

Debes tener en cuenta varios factores para saber si vale la pena o no reparar una pala de pádel, a continuación te indicamos cuando no deberías reparar la pala.

  • Si la rotura es en la cara y ha tocado la goma del núcleo no recomendamos reparar la pala.
  • Si la pala es barata no vale la pena arreglarla, te va a salir más caro los materiales y el tiempo empleado que la pala nueva.
  • Si la pala ha tenido mucho uso, es probable que la goma EVA haya ido perdiendo propiedades, por lo que tampoco recomendaríamos arreglarla.
  • Si tiene superficie rugosa no lo recomendamos, ya que no vas a poder conseguir de nuevo el efecto rugoso por lo que tendrás una pala con zonas diferentes.

Debes tener en cuenta que las reparaciones pueden modificar el peso de la pala y por supuesto el balance, es probable que que sea muy similar pero nunca quedará igual.

Como arreglar la pala de pádel

Aunque no lo creas, si la rotura no es muy grande es probable que puedas reparar la pala de pádel en casa, de forma casera. En Amazon u otras tiendas especializadas en carbonos, podrás encontrar KITS de reparación de palas con todos los materiales necesarios, normalmente alrededor de 25€ es lo que cuesta, con un kit tendrás para varias palas, que al fin y al cabo es más o menos lo que cuesta reparar una pala en un taller profesional.

Kit de reparación de carbono
Kit de reparación de carbono 25€

Para ello, solo debes seguir los siguientes pasos:

Lijar la superficie

Lo primero y más importante es lijar la superficie por donde ha roto, debemos quitar los restos que queden de la rotura y tratar de retirar la pintura y resinas que existan en la zona donde vamos a aplicar el nuevo material.

Pala de pádel con zona lijada
Pala de pádel con zona lijada

Laminar la zona de rotura

En esta parte tenemos que tener en cuenta el material usado, si nuestra pala es de carbono deberemos buscar láminas de fibra de carbono, en el caso de que sea fibra de vidrio, buscaremos láminas de fibra de vidrio.

El siguiente paso es hacer pequeñas láminas que iremos superponiendo una encima de otra, para ello las bañaremos en algún tipo de resina epoxi, cola. También podremos usar un pequeña espátula, y pasarla por ambos lados, para posteriormente dejarla caer sobre la superficie de la pala o la marco.

La cantidad de láminas de fibra de vidrio o carbono dependerá del tipo de rotura o zona, por normal general, entre 4 ó 5 láminas es suficiente.

Prensado de superficie

Esta parte es de la más importantes, ya que si se realiza mal es probable que rompa de forma rápida, para ellos deberemos, eliminar cualquier tipo de burbuja o aire que se haya podido formar. Podemos usar un plástico, o pastilla de poner vinilos para ir repasando las láminas y dejarlas lo más limpio posible de resina sin que se forme ningún vacío dentro de las láminas.

Prensado de pala de pádel
Prensado de pala de pádel

En el caso que sea en la zona del marco, al ser una zona irregular puede usar algún tipo de goma o tejido flexible y con gomas para que haga presión ir envolviendo la pala.

Posteriormente, lo idea es coger o aplicar peso a la superficie con libros, o bien, podemos aplicar un sargento para hacer presión en la zona que vamos a reparar. Deberemos dejarla secar por lo menos 24 horas.

Lijado final

Una vez hemos pasado la parte compleja, ahora tendremos que lijar la superficie para dejarla suave, libre de impurezas para que quede toda la superficie al mismo nivel.

Resultado después de pintar la pala
Resultado después de pintar la pala

Pintar la pala de pádel

Para los más atrevidos podemos pintar la pala con un aérografo o sprais, para ello basta con coger un carton y hacer una plantilla que cubre solo la superficie y realizar un par de pasadas no muy contundentes, es mejor realizar un par de pasadas a diferentes horas que una con mucha cantidad de pintura, ya que si hay demasiada pintura pueden quedar gotas.

Y hasta aquí nuestro tutorial, como veis no es un proceso difícil, pero si laborioso y con un coste alto, posiblemente valga la pena llevarla a reparar antes que ponernos nosotros mismo a arreglarla de forma casera, ya que si sale mal tengamos que empezar o tirar la pala.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.