2013-04-02 2017-10-16

En Portugal según las últimas cifras reales de practicantes se sitúa en alrededor de 5000 personas, cifra totalmente ridícula frente a los más de dos millones de jugadores que hay en España actualmente, el principal motivo sin lugar a dudas es el desconocimiento del deporte, según cuenta Pedro Plantier al periódico ABC, uno de los primeros empresarios en invertir en Pádel en Portugal, el pádel en Portugal está empezando a despegar y destaca por encima del resto la gran cantidad de mujeres que juegan a pádel donde indica que uno de los principales motivos por lo que se quedan enganchadas es por lo fácil, social y divertido.

El pádel en Portugal sigue creciendo rápidamente

Catarina Vilarinho una empresaria más destacada destacada en Portugal que combina su profesión con el pádel, está pensando en crear su propia ropa de padel para mujer debido a la poca existencia que hay, según ella es una oportunidad de negocio en un país que está creciendo muy rápidamente.

Otro dato que destaca por encima del resto es que no es hasta 2012 cuando se crea la Federación Portuguesa de Pádel, y al que están suscritos 55 clubs y alrededor de 300 jugadores, cifra que a final de 2013 esperan triplicar, de echo grandes marcas están empezando a apostar por el pádel, por ejemplo BMW es actualmente el patrocinador de la Federación Portuguesa de Pádel. Según el presidente muchas federaciones españoles, así como marcas de primer nivel en el mundo del pádel están ayudándoles mucho formando a profesionales o aportando material técnico de padel, como Varlion o Drop Shot, también destaca que le extraña mucho que marcas potentes como Nike o Adidas, entre otras, no hayan apostado por este deporte.

Los inicios del pádel en Portugal

El pádel en Portugal se introdujo a principios de los años 90 cuando se construyó la primera pista de pádel en el club Lisboa Racket Center, pero no tuvo gran éxito y los principales practicantes fueron jugadores españoles que vivian en la zona, además de sobra es conocido al gran paro que tienen nuestros vecinos los portugueses que también arrastran una fuerte crisis, es por ello que puede ser un buen momento para invertir ya que la inversión en la construcción de varias pistas de pádel es relativamente económica y se puede recuperar la inversión rápidamente, además daría trabajo a un gran numero de profesionales, árbitros, monitores, personal para las instalaciones, o simplemente para la venta de material, como palas de padel, paleteros, ropa o complementos de pádel.

Esperemos que no sea una moda pasajera y se suban al carro de España en la lucha por consolidar nuestro gran deporte que es el pádel.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.