Cómo elegir la pala perfecta para un niño

Si quieres iniciar o ya has iniciado a tus hijos al pádel, es muy importante saber escoger el tipo de pala que mejor les conviene en función de la edad

Cómo elegir la pala perfecta para un niño
11 Oct 2017
24

Fútbol o baloncesto, quizá eran los deportes más buscados por los niños en años anteriores. Sin embargo en esta última década ha crecido exponencialmente el número de infantes que prueban nuevos deportes como el pádel. Los beneficios del pádel en los niños hacen de esta actividad un ejercicio idóneo para su desarrollo motor ya que requiere un trabajo específico y global de coordinación junto con desarrollo integral y funcional tanto de la fuerza como de la resistencia. Por su práctica en alza, hoy queremos daros algunos consejos para que vuestros hijos practiquen el pádel de una manera segura con una correcta elección de la pala, según su edad y sus características físicas, como siempre bajo la atenta recomendación de nuestros expertos de Zona de Padel .

Tipos de pala en función de la edad

El peso y el tamaño de la pala serán los dos indicadores más importantes que debemos observar a la hora de elegir el implemento. Por supuesto cada niño posee un desarrollo distinto al de los demás, por lo que es necesaria una adaptación hacia una edad mayor o menor según su desarrollo físico. Por otro lado ten en cuenta que su crecimiento es muy rápido en edades tempranas, por lo que la sustitución de la pala en el momento preciso será imprescindible para evitar lesiones y que tu hijo mejore a pasos agigantados en el pádel.

Menores de 6 años

Para aquellos niños menores de 6 años es imprescindible un peso inferior a 280 gramos. Su grosor no deberá ser demasiado grande para facilitar el golpeo de la bola en aquellos ejercicios o juegos que lo requieran. También debes observar que sea una pala resistente a golpes externos ya que suelen golpearla contra el cristal o incluso en aquellos ejercicios sin pala que requieran tirarla al suelo.

Entre 7 y 10 años

La estatura y el peso aumentan con velocidad en esta edad, aunque dependerá del desarrollo motor del niño. Es el momento de cambiar de pala si ya lleva unos años practicando pádel puesto que los ejercicios desarrollados en las sesiones tendrán un carácter un poco más específico, aunque siempre con un componente lúdico lejos de técnicas cerradas.

El grosor de la pala recomendado para niños entre 7 y 10 años es de 38mm, similar al de algunas palas de adulto. Este tipo de palas deben tener un peso intermedio que les aporte manejabilidad pero a la vez les dé un pequeño toque de potencia. La forma tiene que ser redondeada para mejorar, precisamente, el manejo de la pala y los golpeos a la bola. Por otro lado el equilibrio de la pala debe estar centrado.

De 10 a 12 años

En esta edad las palas ya empiezan a asemejarse en buena medida a las de adulto. De hecho el grosor recomendado es el de 38 mm. El peso todavía debe ser ligero y no sobrepasar los 330 gramos. En este tipo de palas ya comienzan a introducirse elementos específicos de goma EVA que proporcionarán una mejor sensación en el impacto de la bola.

A partir de los 12 años ya podemos empezar a comprar palas de adulto siempre que se cumplan los requerimientos físicos del niño para manejar palas de estas características. Lo mejor es empezar por palas muy ligeras de poco peso e ir introduciendo poco a poco palas con el balance cambiado para ir mejorando su rendimiento.

Dejar un comentario