Iniciación al mundo del padel adaptado: deporte, diversión, integración

El pádel adaptado es exactamente el mismo deporte de pala desempeñado por personas con una discapacidad reconocida, ya sea intelectual o física

Iniciación al mundo del padel adaptado: deporte, diversión, integración
2013-11-20 2019-06-11

Cuando hablamos de pádel adaptado nos referimos al mismo deporte de pala ejecutado por personas con una discapacidad reconocida, ya sea intelectual o física. Este artículo nos servirá como vía para romper tópicos y  conocer más de lo que sabemos sobre cómo disfrutan los adultos o niños con discapacidad con el pádel y sobre por qué les ayuda este deporte.

Seguramente, cuando se habla de pádel adaptado a alguien que no ha tenido apenas contacto con este mundo se imagina, en principio, a cuatro señores en silla de ruedas jugando al pádel. Pues bien, esa solo es una parte del pádel adaptado que realmente responde a una discapacidad física del cuerpo, por lo que también existen personas y niños con una discapacidad intelectual dispuestas a disfrutar de este deporte. En principio, nos vamos a centrar más en la segunda.

Elimina prejuicios en el deporte

Debido a los tópicos, a menudo, cometemos el error de llamar a estas personas “minusválidos”, lo que significa textualmente “menos válidos”, en vez de pensar que son personas como otra cualquiera pero que tienen una discapacidad intelectual, siendo ignorantes al no saber que una discapacidad puede dar lugar a una mayor capacidad en otras áreas (una persona con ceguera es capaz de escuchar mejor que una persona convencional).

Otro tópico es pensar siempre, cuando hablamos de este tema, en personas que tienen “Síndrome de Down”, ya que es sólo una de las discapacidades intelectuales reconocidas y no la más frecuente precisamente. Si vamos a una escuela de pádel adaptado, también nos podemos encontrar a personas que padecen: Síndrome X frágil, Agenesia del cuerpo calloso, Síndrome de Williams, Asperger, autismo, sordera…

Foto discapacidad intelectual

En realidad, cuando te embarcas en este mundo lo que ves te apasiona, te envuelve y, si eres capaz de ver más allá, te das cuenta de la cantidad de tópicos y prejuicios que existen al respecto, por ello, este escrito tiene como objetivo desmentir algunos de ellos, además de hacer una introducción breve a este mundo. Cuando queremos trabajar con personas con discapacidad la pena no debe existir, si perciben lástima podrían apartarse de nosotros, se deben sentir como lo que son: uno más.

Técnicas y prácticas que podemos aplicar

También, una de las cosas más importantes que hay que saber es que la persona es “discapacitada” pero también es lista e, incluso, nos puede estar poniendo a prueba constantemente. De hecho, muchas veces somos los propios docentes los que les ponemos límites y con esfuerzo, dedicación y tenacidad se convierten en objetivos y logros. El carácter no está ligado con la discapacidad. Por ello, sería muy eficaz dejar muy claras las normas de la clase desde el primer día y no pasar ni una hasta que la clase lo requiera. Además, las personas con discapacidad suelen tener una capacidad de imitación muy buena y les gusta “jugar a imitar” por lo que sería muy productivo un aprendizaje por imitación.

silla de ruedas

Otra técnica de enseñanza para mejorar su aprendizaje sería dar referencias en las órdenes que queramos que ejecuten y no dejarles mandatos ambiguos, como por ejemplo “la preparación es con la pala detrás”, sería mejor dar la orden diciendo “en la preparación la pala mira a la pared”, usando la pared como referencia para facilitar la comunicación. También, sería mejor que se guiasen con marcas de colores por la pista, por ejemplo, si queremos que hagan una derecha, avanzar y un revés deberíamos ponerles dos conos marcando los dos golpes, de diferente color cada uno (por si se pierden guiarles por el color).

Además, estas personas dependen mucho de la rutina y, de hecho, si algún día se la cambiamos pueden llegar a enfadarse y a “portarse mal”. Debido a esto, la rutina en una clase de pádel junto con la imitación son buenos métodos de aprendizaje, por ello todas las clases deben tener la misma estructura más o menos, ya que esto puede hacer que los alumnos aprendan más rápido y de manera óptima y es una buena ayuda para que sean más autónomos.

intelectual

Ejemplos de superación

Por último, me gustaría hacer un inciso con este tema en lo mucho que ayuda, una vez más, el deporte a la educación, a la mente y al cuerpo humano. En este caso, hablo del pádel como método terapéutico tanto para personas convencionales como para personas con discapacidad y os pondré un par de ejemplos de ello:

He visto a una persona que ha sufrido un accidente de coche quedarse en una silla de ruedas y pasar de no querer salir de casa a ir a entrenar al pádel y socializarse como otra cualquiera, mostrando superación y ganas de vivir. Tengo que decir que los partidos de las personas en sillas de ruedas son fantásticos y muy entretenidos, les invito a verlos, se quedarán con la boca abierta. Y también he podido ver a un niño con autismo concentrarse para ganar un punto a su profesor. Realmente, personas extraordinarias que desbordan cariño y no cesan de darnos lecciones sobre la vida y la SUPERACIÓN.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios
  1. Excelente articulo. Enhorabuena a la autora por la manera sencilla y cercana de redactar este mundo tan apasionante.

  2. Muy buen tema. Hay que enseñar que todos somos iguales y todos podemos, con mayor o menor esfuerzo

  3. Gran artículo, que nos demuestra la grandeza de este deporte que amamos y de como puede ser un vehículo para la formación para cualquier persona independientemente de las necesidades que ésta tenga.

    Enhorabuena Carla.

    • Efecticamente un artículo que habla de los grandes olvidados de este deporte, y hace más grande el pádel ya que no tiene que existir limitación para nadie.