Cómo ser un buen compañero de pádel cuando juegas en parejas

El pádel es un deporte de parejas, así que por muy bueno que seas en este deporte si no sabes compenetrarte con tu pareja no llegarás muy lejos. Para triunfar en este deporte hay que aprender a jugar a pádel en parejas.

Cómo ser un buen compañero de pádel cuando juegas en parejas
2019-02-12 2019-02-12

El pádel es un deporte de parejas, así que por muy bueno que seas en este deporte si no sabes compenetrarte con tu pareja no llegarás muy lejos. Para triunfar en este deporte hay que aprender a jugar a pádel en parejas.

Para que puedas ser un buen compañero de pádel y ganar el máximo número de partidos, es clave saber jugar a pádel en parejas.

¿Qué es lo más destacado del pádel en pareja?

Lo primero que debes tener en cuenta cuando juegues a pádel en pareja es que esta se compenetre bien contigo. Que tenga un estilo de juego que se complemente al tuyo para poder obtener el máximo rendimiento de los partidos.

Para que se complemente bien con tu juego, tu pareja tiene que tener un nivel similar al tuyo. De esta manera, el proceso de evolución de ambos será a la par y la compenetración entre ambos será mejor.

Esto es lo fundamental que debes tener en cuenta a la hora de jugar a pádel en parejas y para lograr una mayor compenetración. No obstante, para mejorar el juego en parejas hay que ser buen compañero.

Para cuidar bien a tu compañero de pádel debes tener cuenta las siguientes recomendaciones.

Consejos para ser un buen compañero de pádel

Estas son las principales sugerencias que hay que tener en cuenta para ser una pareja de pádel modélica:

  • Espera a tu compañero cuando saques. No pasa nada porque tardes un segundo en sacar. No hay cosa peor que sacar sin que el compañero se encuentre en su posición. No tengas prisa y espera a sacar cuando tu pareja esté en su lugar.
  • Entrega la pelota con la mano. Si tienes que darle la pelota a tu compañero no se la entregues con el pie obligando a tu pareja a tenerse que agachar. Agáchate tú primero y pásasela con las manos. Estos detalles de cordialidad mejorarán vuestra relación y repercutirá en muchos éxitos en la pista.
  • Comunicate constantemente con tu pareja. La comunicación es esencial en cualquier deporte y sobre todo en un deporte de parejas como el pádel. Por esta razón, coméntale todos los movimientos que hagas en la pista e incluso la colocación del rival cuando tu pareja se encuentre de espaldas a la pista contraria.
    Sonríe siempre a tu compañero. A pesar de las dificultades que presente el propio partido, nunca pierdas los nervios ni tampoco la sonrisa. Recuerda que al fin y al cabo este deporte es un juego que te tiene que divertir y no enfadarte ni ponerte furioso.
  • Tu compañero siempre tiene razón. Si has escogido a tu pareja para jugar a pádel es porque hay una compenetración. No la contradigas, ya que así no estás transmitiendo la imagen de unidad necesaria para mostrar más autoridad sobre el rival.
  • Respeta el espacio de tu compañero. Para que tu pareja pueda jugar más tranquilo y con mayor confianza no puedes invadir su espacio para robarle las bolas que pasan por su zona. Déjalo jugar tranquilo y limítate a responder las pelotas que pasen por tu lado.
  • Máxima puntualidad. La puntualidad es un valor y una muestra de respeto hacia la persona que te espera. Muéstrale todo el respeto que te merece y acude al partido a la hora que hayáis quedado. Lo ideal es llegar 10 minutos antes para empezar lo más rápido posible el peloteo.

En Zona de Pádel te aportamos los mejores consejos para que jugar a pádel en parejas sea una bendición y no un foco de enfados y mal humor.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.