Salida de bola en una pala: qué es y qué importancia tiene en el pádel

Porque no es lo mismo la salida de bola que la potencia de la pala, te contamos qué son y cuáles son las diferencias que hay entre ellas, ¡estad atentos!

Salida de bola en una pala: qué es y qué importancia tiene en el pádel
16 Mar 2017
64

¿Alguna vez te has preguntado la diferencia entre la salida de bola y la potencia de una pala? Porque son dos cosas completamente diferentes.

En el artículo de hoy, os vamos a explicar cuáles son los aspectos básicos de cada uno de ellos y la influencia tanto positiva como negativa en nuestro juego.

El equipamiento deportivo adquiere mayor importancia conforme nuestro nivel de juego va mejorando y va siendo superior cada vez. Existen multitud de marcas de palas para pádel que ofrecen características distintas, entre las cuales debemos escoger para adecuar la pala a nuestra prevalencia de golpeos.

En relación a este aspecto, existen dos conceptos comúnmente confundidos: la salida de bola y la potencia de una pala. Cada uno define una característica distinta de nuestro implemento.

Así que, como os comentaba, vamos a ver qué es cada uno de ellos y cómo puede influir positiva o negativamente según nuestra posición principal en la pista.

Salida de bola de una pala

Como ya sabrás, existen distintos tipos de jugadores dentro del deporte: jugadores de drive que se caracterizan por un estilo más conservador y golpes defensivos, jugadores de pegada cuyos recursos más destacados son la potencia y la definición, junto con otros muchos estilos de juego intermedio.

Podríamos decir que para el primer tipo de jugador es más importante la salida de bola y para los segundos la potencia de la pala.

Veamos la explicación:

La salida de bola de una pala es la capacidad que tiene la misma para rebotar la pelota con la pala quieta, sin que el jugador realice ningún movimiento que contrarreste la trayectoria de la bola.

Pongámonos en situación:

Un jugador, que ha ganado la red, se encuentra con una volea de fondo por parte del rival. Bastará con poner la pala en la trayectoria de la pelota para que esta rebote y se efectúe la devolución, sin que el jugador la acompañe. La velocidad a la que sale es definida como salida de bola.

De esta manera encontramos dos tipologías de palas, con beneficios para situaciones distintas:

Elevada salida de bola: idóneo para jugadores de fondo que defiendan desde la pared trasera. Cuando nos lancen una bola potente, bastará con poner la pala para que la pelota sea devuelta a campo contrario.

Poca salida de bola: recomendable para aquellos jugadores que normalmente dominan la red o que no defienden desde fondo. Si devolviéramos una bola desde la pared de fondo con una pala con poca salida, tendríamos que darle impulso a la pelota para que pasara a campo contrario.

¿Qué determina la mayor o menor salida de bola de una pala? Una vez más el material del que esté hecha, que definirá si es blanda, media o dura.

Las palas blandas, compuestas por fibra de vidrio o goma FOAM, suelen tener una tendencia hacia salidas veloces de la bola.

Por el contrario, las palas de tacto duro, cuyo material característico es la fibra de carbono o la goma EVA, suelen tener una salida de bola más baja.

Potencia de pala

Una vez definido el concepto de salida de bola cabe diferenciarla con el de potencia. Por tanto, la potencia de pala se describe como la velocidad a la que sale una bola cuando nosotros la golpeamos, es decir, no dejamos que la bola golpee la pala sino que la propia pala es la que golpea a la pelota.

Normalmente las palas de potencia suelen tener una salida de bola muy baja y, por tanto, se nos quedaría corta a la hora de defender.

En definitiva, según tu estilo de juego, si eres más atacante que defensor, o viceversa, te conviene escoger una pala de control o de potencia cuya salida de bola será contrapuesta. De esta manera aprovecharás tus cualidades al máximo.

Dejar un comentario