La importancia de contar con un monitor de pádel

Si queremos mejorar en nuestro nivel de juego, tenemos que contar con un monitor de pádel que nos ayude y asesore en cada uno de nuestros entrenamientos

La importancia de contar con un monitor de pádel
2013-10-30 2017-10-23

En casi todas las disciplinas deportivas resulta recomendable contar con las directrices de un monitor para incrementar el rendimiento de nuestro juego, profundizar en los conocimientos técnicos y, en definitiva, seguir progresando. En el padel la importancia del entrenador es si cabe mayor, entre otras cosas porque la pelota puede llegarnos desde cualquier lado y ser capaces de dar respuesta a esa infinidad de trayectorias requiere de un entrenamiento previo, además siempre nos podrá asesorar o dar su consejo en la compra de una pala de pádel.

Ventajas de tener un monitor en pádel

Por esta razón, el primer objetivo de la mayoría de cursos de padel consiste en familiarizar al jugador con las peculiaridades de la pista de padel (puertas, verjas, pared…), que son las responsables de que la bola, a diferencia de lo que sucede en el tenis, no siempre nos venga de frente. Para que los jugadores sean capaces de efectuar una lectura correcta de la trayectoria que puede tomar la pelota, los monitores suelen realizar todo tipo de ejercicios que incluyen golpes desde el otro lado de las puertas o rebotes en la verja, que generan en el jugador bastante incertidumbre, pero también un punto de diversión.

Los monitores también suelen dedicar buena parte del tiempo de entrenamiento a ejercitar la muñeca de los jugadores, lanzándoles la bola a los pies para que la devuelvan en carrera y realizando todo tipo de variantes que sirven para que los alumnos profundicen en los aspectos técnicos del padel. Se trata de un ejercicio que cumple la misma función que los típicos rondos previos a un partido de fútbol: calentar los músculos y aumentar la calidad de nuestro juego.

Otro de los ejercicios que permite medir la progresión de los jugadores es el auto-lanzamiento. En primer lugar, porque mejora la coordinación de los movimientos, al obligar a hacer muchas cosas en un espacio y tiempo muy reducidos. Además, los auto-lanzamientos sirven para que el jugador sea consciente de sus errores habituales y los vaya corrigiendo, y para que el monitor pueda ir incrementando la dificultad de los lanzamientos en función del nivel de sus alumnos (exigirles más de la cuenta podría llegar a desmotivarles).

Los auto-lanzamientos incluyen ejercicios de dirección, altura, profundidad o velocidad de golpeo. Los más habituales son los de salida de pared, contra pared, saque y remate.

Material que usan los monitores de pádel

Para impartir sus clases de padel, los entrenadores suelen utilizar diferentes materiales accesorios. Por ejemplo, las raquetas de minitenis, que imprimen mucho rebote a la pelota y sirven para potenciar los golpes defensivos de los alumnos. También el ‘picky’, un tubo alargado que dispara bolas a toda velocidad y que sirve para no tener que agacharnos una y otra vez a recoger las pelotas y para que el monitor pueda incrementar la frecuencia de sus lanzamientos. Las riñoneras porta-bolas realizan exactamente la misma función, pero resultan mucho más cómodas para el monitor, que en este caso puede utilizar las dos manos para lanzar las pelotas.

Imágenes: www.monitorespadel.com

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.