La resistencia en el pádel

En un anterior artículo vimos cuáles eran las cualidades físicas que debía entrenar un jugador de pádel para mejorar su juego en la pista. En esta ocasión vamos a tratar de manera específica una de ellas, la resistencia.

La resistencia en el pádel
2014-06-12 2019-06-11

En un anterior artículo vimos cuáles eran las cualidades físicas que debía entrenar un jugador de pádel para mejorar su juego en la pista. En esta ocasión vamos a tratar de manera específica una de ellas, la resistencia.

Podríamos dedicar muchísimo tiempo en analizar la resistencia en el pádel, pero vamos a intentar ofrecer una visión práctica de cómo se tendría que trabajar esta cualidad física de la manera más específica posible, con un entrenamiento fisico padel específico.

En primer lugar tendríamos que empezar viendo la definición de resistencia. Son muchas las definiciones que nos encontramos en la bibliografía, pero yo me quiero quedar con una sencilla. Weineck en el 1992 la define como:

«la Capacidad física y psíquica para resistir la fatiga».

Es muy importante el componente psicológico ya que es uno de los principales condicionantes de esta cualidad física.

¿Mejoro mi resistencia si salgo a correr 3 veces en semana?

zona padel

Nos encontramos ante la pregunta del millón que todo el mundo se la ha realizado alguna vez. ¿Se mejora la resistencia si corremos 3 veces en semana? La respuesta es clara, sí, se mejora. Pero si acto seguido realizamos una segunda pregunta… ¿Me sirve para mejorar mi juego en el pádel? La respuesta también es clara… NO.

El salir a correr de manera continuada y constante durante 30 minutos o más nos va a servir para mejorar nuestra capacidad aeróbica. Sin entrar en profundidades, podríamos decir que la capacidad aeróbica es la base de la resistencia, a partir de ésta se deben trabajar aquellos tipos de resistencia que sí son específicos para el pádel.

¿Qué tipos de resistencia tengo que entrenar para mejorar mi juego en el pádel?

Existen muchas clasificaciones de la resistencia dependiendo del tipo de parámetro que tengamos en cuenta (objetivo, duración de los esfuerzos, etc.). Por ejemplo, una carrera continua como habíamos visto antes estaría dentro de una resistencia general o base si atendemos al objetivo de la actividad y también se encontraría dentro de una resistencia de larga duración si nos centramos en el tiempo de la actividad.

Si nos centramos en el objetivo de la actividad nos encontramos con la resistencia dirigida. La resistencia dirigida es aquella que en la que realizan ejercicios físicos próximos y relacionados con el deporte a entrenar, en este caso el pádel. Un ejemplo sería:

Por último, si continuamos atendiendo la clasificación de la resistencia según el objetivo de la misma terminaríamos con la resistencia específica. La resistencia específica simula situación reales de partido en la que se tienen en cuenta la misma carga de trabajo (intesidad y duración) que se tiene durante un partido de pádel. Un ejemplo sería; 

El entrenamiento intermitente. La clave del éxito

Sin duda, el entrenamiento intermitente es el método de trabajo más utilizado en el pádel para mejorar la resistencia específica de los jugadores.

El entrenamiento intermitente consiste en intercalar esfuerzos de intensidad máxima y submáxima con períodos de pausa o de baja intensidad durante un período de tiempo.

Su objetivo es desarrollar la potencia aeróbica máxima en régimen aeróbico, permitiendo al jugador mejorar sus cualidades de resistencia específica con el fin de que ésta sea la mejor en los partidos de larga duración. Es decir, nos permite mantener una intensidad alta de juego en los puntos largos y en los últimos juegos del partido. En el siguiente vídeo podemos ver un claro ejemplo;

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.