Consejos para preparar y fortalecer las piernas en el pádel

Todo el mundo es consciente de la gran importancia que tiene el fortalecimiento de las piernas en aquellas disciplinas deportivas que conllevan el empleo del tren inferior (saltar, agacharse, flexionar, desplazarse rápido, etc.).

Consejos para preparar y fortalecer las piernas en el pádel
2015-05-18 2018-08-02

Todo el mundo es consciente de la gran importancia que tiene el fortalecimiento de las piernas en aquellas disciplinas deportivas que conllevan el empleo del tren inferior (saltar, agacharse, flexionar, desplazarse rápido, etc.). Indudablemente, entre esos deportes, se encuentra el pádel, el cual requiere unas piernas fuertes para contar con un buen nivel de juego.

Este fortalecimiento de las extremidades inferiores no debe estar reñido con la flexibilidad. El tren inferior de un jugador de pádel debe destacar por su fuerza y potencia, pero también ha de ser flexible. Sobre todo, para absorber bien los golpes, sin temor a las lesiones. Existen multitud de ejercicios enfocados al fortalecimiento de las piernas. A continuación, se destacan algunos ejercicios muy útiles para la tonificación de los músculos de las extremidades exteriores.

  • Un ejercicio que sirve tanto de estiramiento como de fortalecimiento consiste en tirar una zancada amplia hacia delante, flexionar la rodilla a 90 grados y alternar con ambas piernas. Este ejercicio también se efectúa marcando la zancada hacía atrás y flexionando las rodillas, de igual modo.
  • Otro sencillo ejercicio consiste en sentadillas que parten de una posición erguida, con las piernas abiertas, aproximadamente, como la anchura de los hombros. Después, desde una posición estática, se flexionan las piernas hasta los 90 grados y se bajan y suben repetidas veces. En las subidas no es necesario estirar las piernas por completo, sino que se sube hasta tenerlas un poco flexionadas. De este modo, el trabajo es mayor.
  • Una variante del ejercicio anterior se realiza de igual manera, pero, en este caso, al elevarse, se realiza un pequeño salto y, a continuación, se vuelven a flexionar las piernas, como se señaló anteriormente. Se trata de un movimiento de amortiguación muy importante para evitar los impactos en la rodillas y que ejercita, en mayor medida, los cuádriceps, al ser más intenso.

Estos ejercicios se efectúan en tres o cuatro series, con unas diez o quince repeticiones en cada una de ellas.

A continuación, se integra un elemento en un ejercicio muy eficaz para entrenar la potencia de piernas, el trineo de velocidad:

  • Este ejercicio consiste en arrastrar el trineo de velocidad, al que se le puede agregar más peso. Con discos de musculación, por ejemplo. Se trata, básicamente, de atarlo a la cintura y correr luchando contra la resistencia que produce el peso añadido a la carrera. Evidentemente, al añadir más peso al trineo, más esfuerzo costarán los desplazamientos.

Para concluir, hay que señalar que son numerosos los ejercicios de fortalecimiento que pueden hacerse con este sencillo elemento. Desde el más elemental, aceleración desde una posición estática; hasta salida y primeras zancadas con carga; y, una vez se haya acelerado, se suelta el cordaje para seguir avanzando sin carga. También es posible efectuar cambios de ritmo, así como desplazamientos hacia atrás.

Zona de padel
Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.