3 Métodos para mejorar la potencia de piernas en el pádel

La condición física que se requiere en el pádel resulta de la interacción de distintas aptitudes tales como la velocidad, la coordinación o la potencia, entre otras, hoy os mostramos 3 métodos para entrenar el tren inferior.

3 Métodos para mejorar la potencia de piernas en el pádel
2015-07-23 2017-10-31

La condición física que se requiere en el pádel resulta de la interacción de distintas aptitudes tales como la velocidad, la coordinación o la potencia, entre otras. Precisamente esta última resulta decisiva en puntos importantes de la competición debiendo ser trabajada específicamente en las sesiones de preparación física que dediquemos para incrementar nuestro rendimiento en este deporte. Hoy estableceremos algunos métodos para desarrollar la potencia del tren inferior y así tener la capacidad de desplazarse a lo largo de la pista así cómo llegar a puntos imposibles que desgastarán física y psicológicamente a nuestro rival.

La potencia es una interacción entre la producción de fuerza y la velocidad de la misma. Aunque en el pádel a priori resulte más fundamental la potencia del tren superior, también es determinante la capacidad de producción de la misma que tengamos en nuestras piernas puesto que nuestro deporte requiere de desplazamientos rápidos en distancias cortas. Dicha capacidad depende del metabolismo anaeróbico aláctico y láctico que puede ser entrenado mediante los métodos que se citarán a continuación.

Distintos autores han establecido protocolos de entrenamiento destinados a incrementar la potencia muscular. Bosco es uno de los referentes en el mundo del entrenamiento deportivo, y son muchas las planificaciones que se basan en los aportes que este autor realizó. Esta referencia, junto con otras metodologías de demostrada eficacia, dan lugar a los siguientes modos de entrenamiento de la potencia muscular.

Pliometría

Los ejercicios pliométricos contribuyen enormemente al desarrollo de esta aptitud. Las recomendaciones establecen una altura de caída de 40-50 centímetros con su impulso posterior en forma de salto, un ejercicio estupendo para trabajar la potencia muscular del tren inferior. También se pueden aplicar pequeños multisaltos a vallas o incluso un trabajo con comba para reforzar, además, el sistema cardiovascular del jugador de pádel. Recordamos que es importante integrar cada ejercicio con las demandas tanto técnicas como fisiológicas del deporte, es decir, que tengan una transferencia hacia la competición.

Cinturón de resistencia

Los dispositivos que la industria del fitness nos ofrece también servirán para entrenar la condición física específica de un jugador. Un cinturón elástico que ofrezca resistencia bastará para trabajar también la potencia de piernas. Los ejercicios a realizar deben abarcar desplazamientos cortos y explosivos, en múltiples direcciones frontales, laterales y diagonales. A modo de ejemplo, con un cinturón de resistencia colocado sobre la cintura, realiza distintos golpeos cerca de la red variando el recorrido.

Cuestas

Salir a correr no solo beneficiará a la capacidad resistiva en el pádel, sino que también puede servirnos para trabajar la potencia del tren inferior. Únicamente deberás buscar una cuesta con una inclinación suficiente y realizar sprints en la misma. Según el autor anteriormente citado, la distancia será inferior a los 20 metros a velocidad máxima controlada. Este tipo de esfuerzos en cuesta contribuirá al desarrollo muscular deseado con un componente de potencia importante.

Ahora que ya conoces estas tres metodologías para trabajar la potencia de piernas solo queda aplicarlo en tus entrenamientos. Tus piernas serán capaces de soportar esfuerzos prolongados en el tiempo, además de ganar en capacidad de sprint corto que tan fundamental resulta en el pádel.

Zona de padel
Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.