3 trucos para recuperarte rápido después de un partido de pádel

¿Quieres conocer cuáles son los trucos más efectivos a la hora de recuperarnos tras un partido de pádel para seguir adelante? ¡No te pierdas estos 3 trucos!

3 trucos para recuperarte rápido después de un partido de pádel
2017-04-25 2017-04-21

La exigencia física del pádel crece conforme aumentamos de nivel, ya que las partidas duran más y requieren unas aptitudes físicas superiores.

El entrenamiento y el éxito deportivo no solo se consiguen con sesiones específicas de fuerza, técnica o estiramientos sino con un conjunto de hábitos saludables que nos beneficien sobre la pista. En mayor o menor grado todo jugador de pádel ha sentido el cansancio que se desata después de un disputado partido al enfriarnos.

Es en ese momento cuando debemos actuar para poner en marcha los numerosos mecanismos de recuperación tras la fatiga. A continuación te ofrecemos tres trucos, al alcance de cualquiera, para llegar en el mejor estado de forma posible a tu siguiente enfrentamiento.

Caminar y vuelta a la calma

Cualquier actividad física debe estar compuesta por tres fases: calentamiento, desarrollo y vuelta a la calma. También un simple partido de pádel, y es que tan importante son los estiramientos dinámicos y la activación previa como la vuelta a la calma posterior.

El gran error que muchos cometen es parar en cuanto se ha disputado el último punto, e irse directamente a la ducha. Aunque en ese momento no lo notemos, lo pagaremos caro en el siguiente partido y nos costará mucho más recuperarnos.

También debemos acostumbrar a nuestro cuerpo a volver al estado inicial previo al partido de una manera progresiva y específica.

¿Cómo aplicamos esta vuelta a la calma en el pádel? Después del partido podemos caminar despacio, tranquilamente, sobre la pista. Una gran opción es realizar este pequeño “paseo” descalzos, para que la musculatura del pie se relaje.

Durante unas cuantas vueltas a la pista, o en línea recta, podemos parar para realizar estiramientos estáticos que eliminarán la tensión desarrollada durante el partido.

Eso sí, ten cuidado con estos últimos estiramientos que no se excedan de tensión pues las lesiones son más propensas en estos instantes al tener la musculatura contraída.

Medias compresivas y hielo

Las medias compresivas son utilizadas por un gran porcentaje de corredores, pero también tienen su aplicación al pádel sobre todo en cuanto a recuperación se refiere.

Podemos usarlas durante el partido pero la mejor opción es ponértelas después del mismo para favorecer el retorno venoso y mejorar la circulación del miembro inferior. Favoreciendo el flujo sanguíneo eliminarás más rápidamente las sustancias de desecho generadas por la fatiga muscular, recuperando mejor de cara al siguiente esfuerzo.

El hielo también puede ser nuestro mejor aliado tras un largo y duro partido. Contribuirá a eliminar la inflamación articular y relajará la musculatura correspondiente.

Pon bolsas de hielo (sin que toquen directamente con la piel) en articulaciones como las rodillas, hombros o codos, y en músculos como el cuádriceps, isquios o gemelos. Notarás que tus músculos se recuperarán más rápido tras el esfuerzo.

Foam Roller

Se conoce como liberación miofascial y se puede realizar con un simple rodillo que puedes adquirir económicamente en múltiples establecimientos.

Llévalo en tu macuto deportivo para utilizarlo después de los partidos, pues de esta manera no solo recuperarás el estado de forma de tus músculos sino también de toda la envoltura de los mismos: la fascia.

Puedes pasártelo por múltiples zonas de tu cuerpo para favorecer la recuperación muscular y evitar de esta manera lesiones por sobreuso. Es una estupenda opción para bajar de pulsaciones y eliminar la tensión creada por una reñida partida de pádel.

¿A que esperas para practicar estos 3 trucos tras un partido? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.