Consejos para fortalecer la espalda

El pádel es uno de los deportes más completos para el cuerpo en lo que a ejercicio físico se refiere. Durante su realización, se trabajan prácticamente todos los grupos musculares y zonas del físico, aunque la mayor parte del trabajo lo soportan los miembros superiores (brazos y hombros), miembros inferiores (piernas) y la zona dorsal: abdominales y lumbares. Por ello, es especialmente importante preparar estas partes del cuerpo para la práctica de este deporte

Consejos para fortalecer la espalda
2015-05-27 2018-08-02

El pádel es uno de los deportes más completos para el cuerpo en lo que a ejercicio físico se refiere. Durante su realización, se trabajan prácticamente todos los grupos musculares y zonas del físico, aunque la mayor parte del trabajo lo soportan los miembros superiores (brazos y hombros), miembros inferiores (piernas) y la zona dorsal: abdominales y lumbares. Por ello, es especialmente importante preparar estas partes del cuerpo para la práctica de este deporte.

En el caso de la espalda, los giros y saltos son los momentos principales en que actúa. Es fundamental fortalecerla antes de comenzar a adentrarse en el mundo del pádel para conseguir sacar el máximo rendimiento y no perjudicarla a posteriori. Hay que tener en cuenta además que en la práctica de deportes con raqueta (tenis, bádminton…) siempre se tiende a trabajar más con una parte del cuerpo que con otra (se golpea la pelota siempre con el mismo brazo), por lo que se debe evitar que se produzcan asimetrías y descompensación que pueden causar dolor y problemas a medio y largo plazo. Además, mantener la musculatura lumbar fuerte evitará lesiones mecánicas debido al sobreesfuerzo.

Según estudios, el 80% de la población padece dolor de espalda a lo largo de su vida. La práctica de deportes que no requieren contacto físico, como es el caso del pádel, se antoja beneficiosa para mejorar esas molestias y mejorar la musculatura dorsal.

ejercicio-espalda-fortalecer

Beneficios de la práctica de pádel

  • Se desentumecen los grupos encargados de movimientos mecánicos del día a día.
  • Mejora la elasticidad y tonicidad de los músculos.
  • Contribuye a la reducción de la osteoporosis.
  • Reduce el debilitamiento general y aumenta la capacidad funcional.
  • Reduce los niveles de estrés, lo que ayuda a aliviar la tensión muscular y relajar el organismo.
  • Mejora el equilibrio, reduciendo riesgos de caídas.

Para trabajar y preparar la espalda, existen algunos ejercicios que son recomendables. Por ejemplo, son esenciales los abdominales clásicos (cuerpo tumbado boca arriba con piernas flexionadas y brazos sobre el pecho, con levantamientos suaves del tronco).

Otro ejercicio también beneficioso es el de enganchar dos cuerdas de suspensión de brazos a unas espalderas, situarnos frente a ellas agarrando las manos a las cuerdas y realizar movimiento de tracción hacia la pared, dejándonos caer hacia atrás y levantándonos hacia delante en función de la intensidad que queramos darle al ejercicio para la espalda. El ejercicio se debe completar siempre con 15 minutos de calentamiento antes de comenzar el partido de pádel y de 20 a 30 minutos de estiramientos después de terminarlo, para evitar lesiones y las temidas agujetas.

En resumen, manteniendo fuerte la espalda y practicando pádel se consigue mejorar el cuerpo y, sobre todo, mejorar la salud física y mental, la preparación fisica para el pádel cada vez tiene más peso en el jugador y se convierte en un elemento más de entrenamiento indispensable para seguir progresando.

Zona de padel
Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.