Cómo manejar los tiempos de un partido de pádel

Hoy te traemos estos tres consejos con los que tomar la iniciativa del partido y acercarte más a la victoria

Cómo manejar los tiempos de un partido de pádel
06 Feb 2017
43

El “tempo” en cualquier deporte es fundamental para desarrollar en su máximo exponente nuestro estilo de juego. Sin él estaremos por detrás del rival en muchas de las acciones que se desarrollan, en nuestro caso a lo largo de los puntos y los sets de una partida de pádel. Llevar la iniciativa es fundamental si queremos acercarnos a la victoria, lo cual no quiere decir ganar todos los puntos, sino tener la actitud de llevar el partido hacia donde nosotros queremos. Te proponemos los siguientes consejos a practicar en tu próximo enfrentamiento.

Calentamiento

Aunque ya lo sabemos no siempre lo llevamos a cabo: el calentamiento ya forma parte del partido. Entrar frío al primer set supone un tiempo de adaptación que, en el caso del pádel, no podemos permitirnos. Debemos ser conscientes de la importancia de este aspecto, tanto física como psicológicamente, ya que dar el 100% desde el principio nos será de gran ayuda para poner sobre la pista nuestro mejor rendimiento.

Llega al partido con la suficiente antelación como para realizar tus ejercicios previos de calentamiento y la propia adaptación sobre la pista. La iniciativa se demuestra ya en el tiempo previo, siendo más una cuestión de actitud que de rendimiento físico. Visualizad entre los dos la estrategia a seguir analizando a los rivales, realizar los ajustes oportunos dependiendo de ellos, y realizad desplazamientos que requieran una activación muscular y cardiorespiratoria.

Rutina de Saque

La regularidad es una de las mejores virtudes que puede tener un buen jugador de pádel. Probablemente hayas visto a jugadores profesionales realizar sus rituales de forma inamovible, algo que no es casualidad sino una estrategia para ganar concentración y “desesperar” al rival en cierta medida. Cuando estás frente a la bola esperando el saque de tu rival estás ansioso por que se ponga en juego. Utiliza esa impaciencia al contrario cuando tu saques, de esta manera quedará patente que llevas el tempo del partido (ojo, siempre cumpliendo los tiempos del reglamento)

¿Con qué factores puedo jugar para crear mi propia rutina de saque? Realmente cada jugador tiene sus propias manías, por así decirlo. Puedes efectuar un número de botes determinado todas las veces, realizar un recorrido concreto en cada saque o colocar la pala en una posición específica. Estos son solo algunos ejemplos de cómo puedes actuar en cada saque o en cada resto.

Jugar con los tiempos

El tempo del partido se maneja, en gran medida, con los tiempos. De ahí la importancia de conocer los segundos de los que disponemos para cambiar de lado o sacar: minuto y medio para lo primero y 25 segundos para el saque. Una opción que probablemente sea común a muchos deportes es cortar la tendencia positiva del rival gracias a estos pequeños intervalos de descanso. Cuando notes que los puntos no suelen caer de tu lado, agota esos 25 segundos al máximo. Desesperarás a tu rival y dará la sensación de que tú llevas el tempo del partido aún estando por detrás en el marcador. Aprovecha cualquier momento de despiste para recuperar esa iniciativa que habías perdido, y así darle la vuelta al partido.

Dejar un comentario