2015-11-03 2017-04-07

En muchas ocasiones centramos la mayoría de las sesiones a trabajar aspectos físicos o técnicos relacionados con el pádel, y aunque es importante su desarrollo no se deben descuidar otras cualidades no destacables a la vista. La velocidad de reacción es un claro ejemplo de ello y sin embargo juega un papel determinante en el pádel por las características intrínsecas del deporte. En esta ocasión queremos enseñarte algunos ejercicios prácticos para que desarrolles al máximo tu capacidad de reacción ante bolas inesperadas para que tu golpeo se asemeje lo máximo posible al ideal técnico.

Salida explosiva con golpeo

Un gran porcentaje de situaciones en el pádel se resuelven con una salida explosiva hacia la dejada del rival acompañada de un golpeo técnico inmediato. Puesto que cada bola será distinta, la velocidad de reacción será la encargada de resolver este problema lo antes posible para que el rival no te coja de imprevisto. Un ejercicio estupendo es colocar al jugador de espaldas a la red, ordenarle que realice una salida explosiva y que golpee la bola allá donde se la encuentre. Como variantes puedes cambiar la dirección de la salida o el golpeo que debe realizar.

Reacción a defensa

Si lo que deseamos es mejorar la velocidad de reacción ante puntos que requieren una defensa activa, se deben buscar situaciones que imiten esta situación. El circuito es uno de los mejores recursos, también para la velocidad de reacción, obligando al jugador a modificar continuamente su posición y su golpeo posterior. A continuación te presentamos un vídeo donde puedes observar un ejemplo bastante eficaz de cómo trabajar este concepto.

Estímulo con golpeo

La rapidez decide en un gran número de ocasiones el lado por el que se decanta el punto. Este ejercicio que os presentamos es estupendo para mejorar la respuesta motriz ante un estímulo inesperado. Solamente tendrás que colocar tres conos (o los que consideres oportuno) junto con una persona que se encargue de lanzarte la bola para que generes distintos golpeos. Él mismo te dará la consigna de qué cono debes tocar: el primero, el segundo, el tercero o alguna combinación de los anteriores. Rápidamente después de hacerlo tendrás que llegar a la bola para devolver el golpeo.

Velocidad de desplazamiento y reacción

Son dos cualidades que están estrechamente relacionadas entre sí, por lo que también es aconsejable trabajarlas conjuntamente. Existen dispositivos elásticos que se colocan en la parte superior de la pierna y obligan al jugador a realizar una fuerza extra en el desplazamiento lateral hacia la bola. Si no disponemos de este equipamiento una simple banda elástica nos servirá para realizar el ejercicio. Con no solo mejoraremos nuestra velocidad de reacción sino que también podremos aumentar la participación de los abductores. A continuación algunas propuestas del trabajo que mencionamos.

Zona de padel
Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.