Miguel Sciorilli: Entrena las bolas bajas

Hoy toca aprender unos cuantos consejos técnicos de la mano de Miguel Sciorilli: entrena las bolas bajas y prepárate para responder de la mejor manera.

Miguel Sciorilli: Entrena las bolas bajas
2017-01-24 2019-06-11

Saber responder a los diferentes rivales que nos podemos encontrar sobre la pista es, sin duda, una de las mejores virtudes que podemos tener como jugadores de pádel. Esto solo se consigue entrenando duro y con la experiencia, mediante trucos y consejos que podamos aprender a lo largo de nuestro recorrido en este deporte.

Hoy toca aprender unos cuantos consejos técnicos de la mano de Miguel Sciorilli. Concretamente, cómo prepararse ante la llegada de bolas bajas y la mejor manera de responder a las mismas. Vamos allá.

Qué son las bolas bajas

En primer lugar definamos qué son las bolas bajas, para aquellos que están dando sus primeros pasos en el pádel. En resumidas cuentas son aquellos golpeos que llegan a una altura inferior a la línea de red, normalmente no suelen ser demasiado rápidas y es común que estemos situados en el fondo de la pista. Se trata de generalidades ya que cada rival tendrá su tendencia a lanzarlas a más o menos altura, con mayor o menor velocidad… De ahí la importancia de adaptarse al tipo de rival al que nos enfrentemos.

Ahora que ya reconoces una bola baja, ¿cuál es la mejor manera de devolverla? Según Miguel Sciorilli, entrenador de los tops del World Padel Tour, hay que diferenciar (dentro de las bolas bajas) aquellas que están a menos altura, la complejidad de cada una de ellas y a cuáles me da tiempo a llegar. Desglosemos un poco más estos puntos.

Posición de espera

Es aquella que nosotros mantenemos para esperar a que la bola nos llegue. Su importancia es máxima, sobre todo en aquellas a alturas más bajas. Lo mejor para ello, según el entrenador, es mantener la pala lo más abajo posible.

La razón es sencilla y es que si, por el contrario, la tenemos arriba en el movimiento de bajar, pegarle y subir de nuevo perderemos demasiado tiempo y nos desestabilizaremos. De lo contrario, si mantenemos una posición baja, ya estaremos abajo y solamente será subir un poco para regular la altura exacta a la que viene la bola.

Equilibrio

El pádel es un deporte donde el juego de pies tiene un protagonismo especial. La defensa de bolas bajas es un claro ejemplo de ello. Según la colocación de nuestros pies, nuestro equilibrio y nuestra capacidad de devolverla donde queremos será mayor o menor.

Con ellos debemos colocarnos en una posición cómoda para levantarla con eficacia. Los ejercicios de coordinación son muy útiles para que los golpeos en situaciones como esta sean efectivos.

Cerca del cuerpo

La tendencia natural de aquellos que empiezan a jugar al pádel es alejarse de la bola o golpearla con la pala muy separada del cuerpo. Un error que provocará la pérdida del punto, probablemente.

Se trata de bolas relativamente lentas, por lo que debemos aprovechar ese tiempo para acercarnos a la pelota y golpearla cerca del cuerpo. Eso si, siempre dejando una distancia prudencial para que el recorrido de la pala sea el necesario.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.