Consejos para que efectúes una buena técnica de la dejada en el pádel

Si tu rival no va a poder devolverte la bola con facilidad, esta técnica te puede resultar muy útil en el juego. ¡Aprende a utilizarla de manera eficaz!

Consejos para que efectúes una buena técnica de la dejada en el pádel
07 Mar 2017
72

No es ni mucho menos que uno de los golpes más utilizados en el mundo del pádel pero aún así puede sacarnos de algún apuro durante determinadas situaciones.

La dejada es una técnica heredada del tenis que debe emplearse, sobre todo, en situaciones donde estamos muy seguros de que el rival no llegará a devolverla con facilidad. En este artículo queremos enseñarte algunos ejercicios para que la practiques y los consejos más eficaces para saber cuándo se utiliza la dejada.

Qué es y cómo hacer la dejada

Su propio nombre es definitorio ya que consiste en dejar la bola muerta mediante un golpe de volea controlado en una zona cercana a la red, de tal manera que el jugador rival se encuentre con serias dificultades para su devolución. Su frecuencia es mayor en el tenis ya que las distancias son superiores, pero en el pádel tenemos que adaptar dicho golpe a las cortas medidas de la pista. Su técnica es, por tanto, fundamental para que tenga el éxito que deseamos.

Como hemos dicho anteriormente la técnica más utilizada es de volea, ya que nuestro objetivo es que la bola pase el menor tiempo posible en el aire y llegue rápidamente a los pies del rival. Si queremos lanzar una dejada, porque consideramos que la situación así lo requiere, tenemos dos posibilidades:
O bien lanzarla a los pies del rival, de tal manera que provocamos el error forzado al no poder levantarla o bien lanzarla con trayectoria cruzada, para que rebote en la verja y su trayectoria posterior sea incierta para el contrincante.

Ahora que ya tenemos claro hacia dónde deseamos colocar la bola, es momento de saber cómo ejecutar el movimiento. Si tenemos experiencia en el pádel podemos intentar, aunque requiera muchas horas de entrenamiento, un golpe muy cortado que provoque un movimiento hacia atrás de la pelota tras tocar el suelo, y así el rival se topará con la red a la hora de golpearla.

Como este cortado no es nada sencillo, inicialmente lanzaremos un liftado normal con un movimiento de engaño que consistirá en colocar el cuerpo como si fueras a realizar un golpeo de potencia, y en el último momento tocarás con la pala suavemente la bola de manera cortada para que esta quede lo más cerca posible de la red.

¿Qué ejercicios prácticos debes realizar? Aquí te los mostramos:

Ejercicios prácticos para ejecutar una buena dejada

En primer lugar tendremos que aprender a colocar la pala para, suavemente, golpear la bola de manera cortada. Esto se consigue con ejercicios en el propio sitio que tengan el propósito de controlar en todo momento la trayectoria de la bola, para coger el movimiento que se desea. Ahí va una propuesta de ejercicio de este tipo.

Cuando ya hayamos automatizado el movimiento es hora de practicarlo frente a la red para calcular la fuerza que debemos imprimir a la bola. En el siguiente ejercicio trabajaremos el movimiento cortado de la pala que debe realizar una trayectoria diagonal, en este caso de revés, pero que puede utilizarse perfectamente en el golpeo de derecha.

Por último, en el siguiente vídeo, podemos ver la finalidad última de este golpeo siendo la red el centro. Los jugadores tendrán que subir a la red para realizar un golpe totalmente cruzado dejando la bola muerta en el lado contrario de la pista, a ser posible rebotando sobre la verja para aumentar nuestras posibilidades de punto. Colocaremos unos conos aproximadamente a un metro de la red para generar un espacio en donde tiene que botar la pelota.

Y ahora que conoces un poco más la técnica de la dejada, ¿a qué esperas para practicarla y dejar a tu rival boquiabierto?

Dejar un comentario