Miguel Sciorilli: Qué hacer cuando viene una bola rápida

Seguimos con la batería de vídeos del entrenador de los número 1 del pádel mundial, Miguel Sciorilli. Hoy nos explica qué hacer cuando viene una bola rápida

Miguel Sciorilli: Qué hacer cuando viene una bola rápida
11 Ene 2017
37

La rica variedad técnico-táctica del pádel hace que nos tengamos que adaptar rápidamente a las distintas situaciones que nos encontramos en la pista para defendernos con éxito de voleas y otros golpes peligrosos por parte de los rivales.

Uno de los casos que más cuesta aprender al iniciarnos al pádel, es el saber defenderse de bolas rápidas que nos mandan, muchas veces al cuerpo, ante las cuales no sabemos reaccionar correctamente y acabamos perdiendo el punto o practicando una mala devolución. Seguimos con la batería de vídeos de Miguel Sciorilli, entrenador de los números uno del pádel mundial. Esta vez nos enseña algunos trucos precisamente para afrontar este tipo de bolas rápidas.

No adelantarse

Todos los jugadores primerizos pasan por malos movimientos comunes que les perjudica en su estilo de juego, y que tendrán que ir puliendo poco a poco con la experiencia. Cuando queremos recepcionar una bola rápida se comete uno de los principales errores en las primeras fases del pádel: adelantarse e ir hacia la bola. Como bien dice Sciorilli no tiene sentido que adelantemos nuestro pie hacia la pelota si ella ya va en nuestra dirección, y a una velocidad considerable.

Posición ideal

En el caso de que hiciéramos ese movimiento nos toparíamos con poco espacio para gestionar el golpeo, con poco control e insuficiente potencia. Lo ideal es quedarse en el sitio, siempre y cuando estemos bien colocados en la pista respecto a nuestro compañero. De ahí adoptaremos una posición muy agachada ya que probablemente la bola no solo sea rápida sino que también sea baja. Con ello conseguimos descender nuestro centro de gravedad para golpear con mayor control la pelota. La pala también debe permanecer delante en todo momento.

Alba Galán ejecutando una volea

Otro factor que debemos controlar es la fuerza ya que cuando se trate de una bola rápida, únicamente debemos centrarnos en devolverla con colocación, sin darle más velocidad a la bola ya que podríamos caer en el error de toparnos con la pared. El juego de pies para el armado y la fase de golpeo también será determinante. En todo momento deben permanecer activos para recolocarnos en el caso de que la bola no vaya al punto exacto que creías, y además para controlar mejor su recepción.

La situación que analiza Miguel Sciorilli en su vídeo es una posición adelantada en la pista, casi sobre la red. Cuando estemos sobre la misma, y nos llegue una volea rápida, sobre todo tendremos que hacernos grandes para cubrir la mayor cantidad de espacio posible y dejar poco a la vista aquellos espacios por donde pueda colarse el golpeo del rival. Esta situación debe trabajarse conjuntamente con el compañero para no perder la ventaja de la red.

Dejar un comentario