¿Dificultad para jugar en pistas mojadas o con lluvia?

Si llueve, las pistas de pádel outdoor pueden llegar a mojarse por lo que debes tener en cuenta que la pelota mojada influye en la pala y en el juego…

¿Dificultad para jugar en pistas mojadas o con lluvia?
2017-07-19 2017-07-19

No siempre las condiciones meteorológicas o las características de la pista son favorables para desarrollar nuestro mejor juego. Son muchos los que entrenan en pistas outdoor descubiertas y, ante ello, deben aprender a jugar en condiciones de lluvia o viento. Aplicando pequeños trucos y variaciones podemos minimizar las consecuencias negativas de jugar con la pista mojada tras una lluvia intensa. Echa un vistazo a los siguientes consejos y ya no habrá excusa para no entrenar o jugar si ha llovido.

La bola con la pista mojada

Cuando ha llovido las características de la pista hacen que la pelota absorba una cantidad de agua determinada en cada bote. La consecuencia más destacable es la apertura del pelo que protege la bola y el aumento de peso de la misma. Cuando esto sucede lo más importante es centrar toda nuestra atención en golpearla dentro del punto dulce de la pala, es decir, en aquel espacio de nuestro implemento donde notaremos una mayor sensibilidad en el golpeo y donde se generará la mayor fuerza controlada posible para devolver la pelota al campo contrario. Puesto que no queremos una fuerza desmesurada, sin ningún tipo de control, debemos prestar toda la atención en seguir visualmente la pelota hasta el momento del impacto con la pala.

Efecto Liftado con lluvia

Una de las propiedades de la gran mayoría de las palas de pádel es el lacado que ofrece su superficie. En condiciones meteorológicas favorables puede ser un revulsivo para nuestro juego, pero cuando la pelota sigue mojada por la lluvia el efecto liftado hará que la pelota salga flotando hacia arriba sin ningún tipo de efecto eficaz.

Si tu juego se basa en este tipo de golpeos deberás adaptarlo cuando la pista está mojada, predominando en golpeos planos que se ejecuten con contundencia, sin cortar la bola en su trayectoria. Si queremos sacar ventaja de la pista mojada una buena opción es dirigir los golpes hacia los pies del rival, de tal manera que sea difícil su devolución controlada al no poder controlar su propio golpe.

Pared de cristal

Quizá la consecuencia más negativa para nuestro juego, pero que también podremos aprovechar si sabemos utilizarla en contra del rival, es el contacto de la pelota con el muro de cristal de fondo y lateral. En primer lugar cabe mencionar que, si es posible, juguéis en una pista que no tenga muro de cristal pues las trayectorias de las bolas se asemejarán en mayor medida a las condiciones indoor del pádel.

Si no hay más remedio que jugar en muro de cristal debes tener en cuenta que, nada más golpee la bola el mismo, descenderá rápidamente hacia el suelo. Si tenemos que defender una pelota de estas características es aconsejable evitar que el rival nos obligue a responder a este tipo de bolas. De igual manera podemos aprovechar esta característica para arrinconar al rival y lanzar bolas al lateral del muro, ya que no se abrirá tanto y quedará muerta a mitad de trayectoria.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.