Ejercicios con balón medicinal para jugar al pádel

Al practicar esta serie de ejercicios con el balón medicinal, una pelota grande con peso elevado, verás resultados positivos a la hora de jugar al pádel

Ejercicios con balón medicinal para jugar al pádel
22 Feb 2018

Integrar la preparación física con el entrenamiento técnico-táctico en el pádel es el primer paso para crecer como jugador y aumentar de nivel en los partidos o torneos. Al contrario de lo que mucha gente cree, no son dos objetivos que deban trabajarse de manera aislada, más bien todo lo contrario: buscaremos la máxima transferencia posible desde los ejercicios de fuerza (o resistencia) hacia la técnica empleada en el golpeo. ¿Cómo podemos conseguirlo? Un ejemplo muy práctico es el balón medicinal, una herramienta que puede ser específica en como mejorar en el padel sobre todo para mejorar nuestro remate. En este artículo queremos presentarte algunos ejemplos a modo de ejercicios que puedes realizar con el balón medicinal para mejorar tu fuerza explosiva y funcional hacia el remate y otros golpeos.

Qué tener en cuenta del balón medicinal

El balón medicinal suele ser una pelota de gran tamaño con peso elevado: de 2kg, de 4kg, 6kg… El objetivo es movilizarlo con la máxima velocidad posible para reclutar aquellas fibras musculares encargadas de realizar los movimientos rápidos y potentes. Además, utilizaremos una coordinación intermuscular que active a la musculatura sinergista que ayude al movimiento principal. Por ejemplo: para realizar el remate de pádel no solo utilizaremos la fuerza concentrada en nuestras extremidades sino también la fuerza de nuestro core. Esto lo conseguimos con movimientos globales en los que podemos utilizar el balón medicinal como herramienta de trabajo.

Balones medicinales de diferentes pesos

Puesto que la demanda muscular, en términos de explosividad, cuando lanzamos un balón medicinal es elevada, es importante realizar un buen calentamiento previo que prepare a los músculos y articulaciones para el esfuerzo posterior. Puedes realizar flexiones, sentadillas y en general cualquier ejercicio que involucre al propio peso corporal. Incluso algunas repeticiones de lanzamientos como asimilación técnica del ejercicio posterior. Por otro lado la técnica de ejecución al cargar y lanzar cantidades de peso relativamente elevadas debe ser conocida y supervisada por un profesional. Déjate aconsejar por entrenadores y preparadores físicos que puntualicen aquellos consejos técnicos para realizar el ejercicio de una manera segura y eficaz, y así evitar lesiones que puedan ser contraproducentes para tu rendimiento.

Salto, lanzamiento y volea en pádel

El ejercicio básico que os presentamos a modo de ejemplo es el siguiente: se debe realizar un salto entre dos conos separados aproximadamente por un metro de distancia. A continuación el jugador lanzará el balón medicinal por encima de su cabeza, intentando que este caiga lo más lejos posible. Tras 8 o 10 repeticiones, el jugador se situará en la red para rematar de volea el lanzamiento de un contrincante. Con ello conseguimos transferir la fuerza explosiva hacia el golpeo posterior.

Variantes del primer ejercicio

Se pueden introducir múltiples variantes según el objetivo que se desea trabajar. Nosotros proponemos que la segunda serie de ejercicios, en lugar de lanzar el balón por encima de la cabeza, el lanzamiento sea diagonal desde el abdomen intentando que toque la pared. Además es aconsejable que el jugador recoja y se desplace rápidamente por la pista con el balón medicinal para entrenar la agilidad sobre la misma.

Pase diagonal en pareja + golpeo de derecha/revés

Entrenar con direcciones laterales sobre la pista es una buena estrategia para desarrollar la movilidad lateral que utilizamos durante una situación real. El balón medicinal nos ofrece la posibilidad de transportarlo lateralmente de un cono a otro para, después, lanzarlo diagonalmente hacia el compañero de enfrente, quien realizará el mismo recorrido a la inversa. Para que exista una transferencia hacia algún golpeo podemos, inmediatamente después de 8 o 10 pases, llevar a cabo desplazamientos laterales sin el balón con finalización mediante un golpeo de derechas o de revés.

Variantes del segundo ejercicio

Las variantes más comunes pueden ser útiles cuando se modifica la dirección de lanzamiento del balón medicinal. Así pues podemos lanzarlo sobre la cabeza para que el compañero de enfrente lo recoja e, incluso, realizar movimientos frontales de subida a la red para trabajar la velocidad de este movimiento táctico. Si conseguimos ganar rápidamente la red mediante movimientos veloces, estaremos más cerca de llevarnos el punto.

¡Y hasta aquí los ejercicios para practicar con balón medicinal! Ahora solo queda que tu los pongas en práctica y nos cuentes qué resultados te dan. Como siempre te aconsejamos, debes hacerlo bajo la supervisión de un profesional.

Javier Felipe López
Autor:

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y un apasionado por el ejercicio. Consultas sobre entrenamiento y nutrición a través de mi perfil de twitter.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.