Todo lo que necesitas saber para proteger tu tobillo jugando al pádel

Hoy queremos centrarnos en el tobillo, una estructura comúnmente dañada por los conocidos esguinces, cuya lesión que se puede prevenir con distintas estrategias que aplicar durante el entrenamiento y la competición.

Todo lo que necesitas saber para proteger tu tobillo jugando al pádel
2015-06-24 2018-08-02

Los deportes donde se utilizan los desplazamientos laterales como baza principal para el ataque y la defensa, al igual que sucede en el pádel, son susceptibles de provocar en el jugador lesiones articulares del miembro inferior.

Hoy queremos centrarnos en el tobillo, una estructura comúnmente dañada por los conocidos esguinces, cuya lesión que se puede prevenir con distintas estrategias que aplicar durante el entrenamiento y la competición. Si ya has sufrido los efectos de una torcedura de tobillo también te daremos algunos consejos para no recaer en la misma.

Prevención en el entrenamiento

Independientemente del deporte que se practique es de vital importancia una preparación física complementaria  a otro tipo de trabajos técnicos. Incluso si compites en el pádel como aficionado te aconsejamos que dediques ciertas sesiones a trabajar globalmente las estructuras más comprometidas del pádel (tobillo y core, por ejemplo) que también te ayudarán a llevar una mayor calidad de vida.

El tobillo es, sin duda, una de ellas. ¿Cómo podemos prevenir las lesiones en esta articulación?

Una metodología muy extendida para este tipo de lesiones es la propiocepción. Se define como la capacidad de situar a los músculos y la articulaciones en el espacio, así como de revertir de forma refleja situaciones que las comprometan. Este tipo de trabajo se puede realizar con materiales como el bosu o la fitball, pero también con simples ejercicios unipodales sin ningún dispositivo. En el video inferior puedes ver un ejercicio tan simple como eficaz, sin requerir ningún tipo de material. Aplícalo en tu siguiente entrenamiento.

Otro tipo de estrategias pudieran ser con resistencias elásticas que trabajen directamente el fortalecimiento de la musculatura estabilizadora del tobillo. Los clásicos ejercicios para la fascitis plantar serán una solución preventiva ante el riesgo de sufrir esguinces jugando al pádel.

Prevención del tobillo en la competición

Sin embargo aquellos aficionados al pádel que lo practican por recreación son los más susceptibles de padecer lesiones de tobillo puesto que disputan un gran volumen de partidas sin una preparación física específica. Para ellos son más importantes las estrategias a seguir durante la misma, pero no deben descuidar sesiones alternativas dedicadas a prepararse para la competición.

En este caso lo más importante es el calentamiento. Su función es preparar a nuestro organismo para el esfuerzo posterior. La movilidad articular debe ser la base fundamental del calentamiento, con ejercicios analíticos para tobillo que incorporen circundicciones del mismo además de pequeños impactos con saltos repetitivos.

Otros aspectos extradeportivos también jugarán un papel importante. Hablamos del calzado, que deberá acomodarse a la forma de tu pie y deberá estar correctamente atado.

Recuperación del tobillo

propiocepcion en bosu

Si ya has sufrido los síntomas de un esguince sabrás lo difícil que es recuperar por completo las estructuras ligamentosas dañadas durante la lesión, corriendo el riesgo de recaer tras movimientos extraños. La inestabilidad del tobillo es la causa más común cuya recuperación pasa, precisamente, por trabajar aspectos como la propiocepción anteriormente mencionada.

En el caso de sufrirla por primera vez, y a modo de primeros auxilios, deberás ejercer el protocolo de inmovilización, reposo, hielo, compresión y elevación. Tras un diagnóstico es conveniente utilizar las conocidas bandas de vendaje neuromuscular que contribuirán a la recuperación del tobillo.

Las lesiones musculo-esqueléticas obligan a cesar la actividad durante un tiempo determinado y que, con una mala recuperación, pueden provocar recaídas continuas.

Fortalece tu tobillo para no sufrir esguinces durante la práctica del pádel siguiendo estrategias específicas que fortalezcan las tratadas estructuras.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.