Cómo fortalecer el tren superior para mejorar en el pádel

El tren superior debe ser uno de los pilares básicos del acondicionamiento físico y para conseguir transferir estas aptitudes a la técnica correspondiente se debe entrenar bajo unas pautas específicas que trataremos a continuación.

Cómo fortalecer el tren superior para mejorar en el pádel
2015-07-29 2017-04-07

Una correcta preparación física debe abarcar todas las aptitudes requeridas durante la práctica del deporte de una manera específica a la modalidad. En el pádel intervienen multitud de estructuras corporales que, en conjunto, componen los gestos técnicos propios de la disciplina. El tren superior debe ser uno de los pilares básicos del acondicionamiento físico y para conseguir transferir estas aptitudes a la técnica correspondiente se debe entrenar bajo unas pautas específicas que trataremos a continuación.

Trabajando la potencia

Para comenzar debemos señalar la manifestación de la fuerza más utilizada en el pádel. Hablamos de la potencia, definida como la capacidad de transferir la máxima fuerza en el menor tiempo posible. Su eficacia depende tanto del sistema nervioso, por su capacidad para reclutar las unidades motoras, como del sistema muscular, pos su capacidad de contracción muscular rápida. Si hablamos específicamente del tren superior es obligatorio referirse a la capacidad de golpeo y de transferencia de fuerza hacia la bola.

willy-lahoz-potencia-golpeo

Como entrenar tu fuerza

Como señalan la mayoría de los autores, el entrenamiento de fuerza debe imitar los requerimientos de la misma en la competición, por lo que tendremos que someter al músculo a esfuerzos que se van a reproducir en la partida. Conociendo qué manifestación deseamos trabajar, en este caso la potencia de tren superior, debemos establecer parámetros tales como los ejercicios, la intensidad, la velocidad, el volumen, etc. En definitiva todas las variables que deben manejarse en una rutina de entrenamiento, solo que con aplicaciones técnicas de pádel.

Intensidad y velocidad están estrechamente relacionadas. Cuando queremos imprimir una determinada fuerza a la pala debemos vencer una resistencia baja con una elevada velocidad. Pues bien, esto mismo debe suceder en el entrenamiento. Es por ello que todos los ejercicios deben efectuarse con cargas moderadas, entre un 40% y 65% de la repetición máxima, y a la máxima velocidad posible.

La siguiente pregunta que podemos hacernos es qué ejercicios llevar a cabo. Puesto que en el pádel no se realizan gestos puramente analíticos, sino que se trata de movimientos globales donde intervienen múltiples grupos musculares, se deben realizar ejercicios multiarticulares. Un claro ejemplo de batería de ejercicios de potencia son los movimientos olímpicos (cargadas, arrancadas, etc) También ejercicios comunes como el press de banca, sentadillla, etc.

kettlebell-entrenamiento-padel

Pero no solamente las barras se utilizan para trabajar esta aptitud. Otros materiales serán más que aptos para poner en práctica la transferencia deportiva necesaria cuando se prepara específicamente una actividad. Me refiero a los balones medicinales o a las kettlebell.

Tampoco podemos olvidarnos de la mejor herramienta con la que podemos tratar: nuestro propio cuerpo. Ejercicios de autocarga son estupendos para lograr una condición física óptima, con flexiones, saltos y sentadillas a una pierna. A continuación un vídeo que ejemplifica este tipo de trabajo.

La potencia de tren superior es determinante en la mayoría de las partidas, por lo que un trabajo específico ayudará a mejorar tu golpeo. Ya lo sabes, si quieres mejorar tus resultados en cada partida dedica sesiones completas a entrenar esta cualidad física.

 

Zona de padel
Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.