Como jugar de manera efectiva con la verja de la pista de padel

El jugador de pádel va progresando con los años y aprende nuevas técnicas que marcan la diferencia entre un auténtico campeón y un amateur, es por ello que hoy os queremos mostrar las diferencias de juego que se producen cuando una bola va a un lateral de la pista e impacta en la típica verja o valla que nos hace la vida imposible.

Como jugar de manera efectiva con la verja de la pista de padel
2015-01-15 2019-06-11

El pádel se ha convertido en un deporte en boga en España. En ningún caso se trata de una práctica de minorías elitistas, sino que forma parte de las actividades habituales de un sector importante de la población, que juega a este deporte tanto en pistas cubiertas como al aire libre, pero el jugador de pádel va progresando con los años y aprende nuevas técnicas que marcan la diferencia entre un auténtico campeón y un amateur, es por ello que hoy os queremos mostrar las diferencias de juego que se producen cuando una bola va a un lateral de la pista e impacta en la típica verja o valla que nos hace la vida imposible.

La predisposición positiva con la que los españoles han entrado en el mundo del pádel ha despertado la curiosidad por técnicas y golpes diversos, por lo que cada vez más jugadores recurren a los consejos de entrenadores y profesionales.

Verja romboidal vs verja cuadrada

Entre las suertes del juego, una de las que más dudas genera es la relativa al rebote de verja. En primer lugar, cabe distinguir dos tipos de verjas.

  • Por una parte, la verja romboidal está formada de alambres y su naturaleza es blanda. Al estar recubierta de plástico, la bola resbala poco en la malla. Suele estar ubicada en las pistas de muro.
  • Por otro lado, la verja cuadrada destaca por su dureza y sus soldaduras. Se encuentra en las pistas de cristal.

La flexibilidad de la malla romboidal provoca que la pelota salga despedida de una manera ciertamente controlable, mientras que en la cuadrada, los picos propician una salida realmente imprevisible de la pelota en cualquiera de las direcciones.

En este aspecto, convendrá que, previamente a la partida, se realice un análisis para determinar con qué tipo de verja va a jugarse y en qué condiciones se encuentra. Si estuviera vencida o rota, se notarían efectos distintos.
Por lo tanto, tras evaluar el estado de la malla y haber efectuado alguna prueba de lanzamiento de pelota hacia ella, deben tenerse en cuenta algunas recomendaciones relativas a posturas.

Foto: Juan G. Hurtado Pecino
Foto: Juan G. Hurtado Pecino

Como actuar ante las diferentes verjas

Ante una verja romboidal, se sugiere esperar la caída de la bola con calma, puesto que estará suficiente tiempo en el aire para poder ser devuelta sin problemas, salvo que la hayan lanzado muy baja. La clave de un golpeo correcto estribará, por tanto, en conceder tiempo a la pelota a la hora de salir del rebote. En caso de rebote desde una malla metálica, al no poder preverse la dirección y velocidad de la salida, se aconseja una posición activa de las piernas y permanecer con la pala corta o recogida para reaccionar ante un posible y rápido cambio de dirección de la pelota, si hemos entrenado la velocidad de reacción podremos llegar a la bola con más facilidad.

En ambos casos, el objetivo, más que conseguir el punto rápidamente, ha de ser el de pasar la bola al lado contrario.

Resulta posible también evitar que los contrincantes jueguen a la verja, hay jugadores de pádel que son auténticos especialista en tirar la bola mil veces a la verja, usando las distancias cortas como su principal arma de juego. En este sentido, no debe dárseles ángulo, sino jugarles al medio. Si se sabe dirigir la bola hacia la malla, es preferible lanzarla blanda hacia la romboidal y con efecto a la metálica.

En todo caso, son consejos útiles para un golpeo complejo y que puede entrenarse para calcular el tiempo que media entre rebote y caída al suelo.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.