¡Adapta tu juego en verano en función de las pelotas de pádel!

¿Sabíais que a las pelotas de pádel también les afecta el calor? Pues en función de una mayor viveza en las bolas, deberéis adaptar vuestro estilo de juego

¡Adapta tu juego en verano en función de las pelotas de pádel!
2017-06-07 2019-03-18

Llega el buen tiempo: los días duran más, las temperaturas ascienden progresivamente y nuestro juego también puede verse afectado. Como jugadores de pádel también debemos adaptarnos a las situaciones meteorológicas variantes, con una mayor hidratación en épocas similares a los próximos meses de verano. Pero no solo tus rutinas de avituallamiento deben variar, sino también tu estilo de juego por el cambio en la velocidad de las bolas. Has leído bien, el calor también afecta a las pelotas de pádel ya que la presión varía. Veamos en qué aspectos del juego puede afectarnos y cómo reaccionar a ese cambio de velocidad en distintos gestos técnico-tácticos.

El estilo de juego de ataque con calor

Como hemos dicho anteriormente las pelotas de pádel, con temperaturas elevadas, ganan en rapidez. Esto quiere decir que nuestro juego debe ser más fluido de lo normal y tenemos que adaptar nuestros golpeos a dicho factor. Un ejemplo claro es cuando estamos en la red. Si la pelota avanza más rápido tenemos que armar la respuesta a mayor velocidad.

Podemos solucionar este problema con un armado mucho más corto, golpeando la bola siempre por delante del cuerpo y evitando cualquier tipo de rebote en la pared de fondo. De lo contrario, puesto que la pelota saldrá despedida a una velocidad superior a la que estamos acostumbrados, la reacción será más difícil de llevar a cabo y probablemente perdamos la iniciativa de punto.

Debemos tratar de convertir este hecho en una ventaja a nuestro favor. Por ejemplo, con los smash ejecutados en la red. Si somos capaces de realizar un smash con una técnica correcta, el impacto de la bola será superior y será más difícil para el rival llegar a esa bola. De igual modo si conseguimos que la pelota impacte en la pared trasera de nuestros rivales, mantendremos la ventaja en el juego y el punto puede ser nuestro con mayor facilidad.

El estilo de juego de defensa con calor

Si por el contrario somos nosotros los que recibimos la bola en el fondo de la pista, debemos paliar ese efecto de velocidad superior como podamos. La premisa número uno que se ha de tener con la pareja en esta situación es evitar el rebote en la pared de fondo. Si nuestro rival efectúa un golpe que inevitablemente impacte en la pared, tendremos que fijarnos bien en nuestra posición corporal. En todo momento el centro de gravedad tiene que ser bajo, para tener una estabilidad que nos permita golpear la pelota. Por otro lado la altura a la que salga despedida la pelota será un poco imprevisible en los primeros partidos que notes ese plus de velocidad en la pelota.

Como hemos dicho anteriormente debemos convertir este aumento de velocidad en un revulsivo a nuestro favor. En defensa, debido a la altura de la bola tras rebote en pared de fondo, nos dará la posibilidad de rematar con contundencia o, incluso, sacarla por 3 si nuestro nivel es avanzado.

Transiciones hacia delante y hacia atrás

Cuando estamos en movimiento, debemos realizar la mejor decisión posible para que nos facilite la recepción de la bola de pádel. Si nos desplazamos del fondo hacia la red, que sería la transición hacia delante, habría que tener en cuenta la altura de las bolas o bien porque hemos sobrepasado a nuestros rivales o porque hemos jugado una bola por debajo de la altura de la red. En el caso de la situación opuesta, la transición desde la red hacia el fondo, que es la transición hacia atrás, tenemos que dejar botar o no la pelota. ¿Y en función de qué? Pues por lo general, si la pelota no va a sobrepasar la línea de saque podemos realizar una bandeja o smash y si resulta que el bote de la bola es más profundo, entonces la dejaríamos botar sin duda y empezaríamos el punto desde una situación de defensa.

Ahora que viene el calor, os aconsejamos que hagáis unas semanas de adaptación en el entrenamiento para que así ¡podáis rendir al máximo! ¿A qué esperáis para ponerlo en práctica?

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.